Patentes y Marcas

Patentes y Marcas

En España la normativa sobre patentes y marcas responde y está adaptada al marco comunitario europeo, siendo sus fuentes la Directiva 98/44/CE y la Sentencia del Tribunal Constitucional 103/1999, la normativa nacional aplicable actualmente la Ley de Patentes (Ley 24/2015) y la de Marcas (Ley 17/2001).

La autoridad nacional que gestiona esto es la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

Para tramitar la inscripción de nuestros derechos sobre patentes y marcas la normativa nos va a exigir, entre otras cosas, que lo que vamos a inscribir no esté ya registrado a nombre de otro; así la primera gestión es comprobar esto lo que haremos acudiendo a un buscador de patentes y marcas españa donde podremos verlo.

Patentes

Si cumplimos todos los requisitos la OEPM nos concederá un título de propiedad industrial con el que podremos hacer valer nuestro derecho de propiedad.

Pueden ser patentadas las invenciones industriales, incluidas las consistentes en materia biológica o genética así como los modelos de utilidad que dan nuevos usos o aprovechamientos a cosas que ya existen y, también, los medicamentos.

No pueden ser patentadas teorías científicas, matemáticas, obras artísticas, actividades recreativas ni intelectuales ni procedimientos comerciales.

Marcas

Son símbolos comerciales, pueden ser palabras, imágenes, combinaciones de letras o números, envases, sonidos o la combinación de todo esto.

Su tramitación se hace a través de las oficinas de las comunidades autónomas que, tras un primer análisis de admisibilidad de la marca presentada, lo remite al organismo nacional (la OEPM) quien termina la tramitación del registro y da el título de propiedad.

Esta propiedad se concede por plazo de diez años que se puede ir renovando por plazos iguales.

Peritos judiciales

Tanto en el procedimiento judicial civil como en el penal o en cualquier otro (laboral, mercantil, etc.) pueden intervenir peritos que son personas que tienen conocimientos teóricos y/o prácticos sobre asuntos que se están discutiendo en el procedimiento.

La idea es que, no siendo el Juez especialista en el campo de que se está discutiendo, tenga informes técnicos que le puedan orientar para tomar la decisión que proceda.

Por lo tanto, estamos hablando de especialistas en materias muy diferentes, según lo necesitemos: pueden ser médicos, existe una especialidad en medicina forense que es, precisamente, medicina para juzgados y tribunales pero también podemos acudir a un médico especialista en el asunto concreto; pueden ser arquitectos o ingenieros; expertos contables o especialistas en cualquier otro campo que precisemos.

En el procedimiento civil son las partes las que aportan el dictamen pericial (el demandante puede aportar uno y el demandado otro contradictorio); si necesitamos un peritaje de este tipo podemos buscar un perito judicial a través de internet en un buscador incluso acotando la búsqueda al lugar donde estemos (por ejemplo, buscar perito judicial en Barcelona).

 El informe que realiza el perito por escrito se aporta al juicio y el perito debe comparecer, en su momento procesal, a ratificarlo en persona y, en su caso, contestar a preguntas de las partes.

¡Compártelo en tus Redes!