Los riesgos de sufrir del corazón disminuyen si tienes un perro en casa

Las noticias no pueden ser mejores para quienes tienen perros: los amigos peludos de cuatro patas podrían ayudarles a vivir más y mejor. Una nueva investigación llevada a cabo por científicos suecos pudo determinar que los propietarios de perros poseen en general menos riesgo de muerte prematura que aquellos que no tienen un can en su casa.

En el estudio, cuyo informe fue publicado en la revista Scientific Reports, intervinieron más de 3 millones de personas sin afecciones cardiovasculares previas. Los expertos lograron descubrir que los propietarios de perros presentaban un riesgo muy bajo de sufrir problemas cardiovasculares en comparación con aquellas personas que no tenían este tipo de mascotas.

Solteros, los más beneficiados

Según los resultados de la investigación, al parecer los dueños solteros de perros son los más beneficiados, quienes presentaron una disminución del 33% en riesgo de muerte prematura y del 11% del riesgo en ataques al corazón en relación con las personas solteras que no tienen perro.

Otro curioso dato de la investigación señala que la raza de su perro incide también en el nivel de riesgo de un trastorno cardiovascular. Por ejemplo, los propietarios de perros criados originalmente para la caza, como los sabuesos, retrievers y terriers, presentaron un riesgo aún menor de sufrir un trastorno.

No obstante, el informe no asegura que los perros surtan efectos milagrosos en la salud cardíaca de los humanos. Los científicos explican que puede ser el resultado del hecho de que tener perro presiona a realizar cosas saludables: “Los perros pueden ser beneficiosos para reducir el riesgo cardiovascular al proporcionar una forma no humana de apoyo social y aumentar la actividad física”.

Otra explicación para los descubrimientos sería que un can podría causar efectos en las bacterias que alberga su dueño en el intestino, conocido también como microbioma.

A su vez, los autores del estudio indican que pudo haber diferencias entre dueños y no dueños antes de adquirir un perro, “lo que podría haber influido en nuestros resultados”, puesto que los individuos que deciden tener un perro son propensos a tener mayor actividad y gozan de mejor salud.

¡Compártelo en tus Redes!