Cambia tu imagen y proyecta una gran seguridad de si mismo

Desde hace un tiempo, cuando inicie la formación de personas en el maravilloso y fascinante mundo del lenguaje corporal ya sean estudiantes de Coaching, practicantes de programación Neuro Lingüística, Líderes coach, negociadores o supervisores  lo primero que hago es formularles la siguiente pregunta poderosa ¿Y tú te ves como piensas que te ves?

Busco con esta interrogante llevarlos a reflexionar y a la búsqueda de la autoconciencia sobre si su cuerpo proyecta la imagen que ellos tienen en sus mentes sobre si mismo. La respuesta en un gran porcentaje coincide en señalar que no hay coincidencia en la forma como ellos actúan con su cuerpo y la forma como creen ellos que son percibidos por las personas que los rodean.

Cambiar para ser exitoso

En el mundo actual, donde las actividades cotidianas y comerciales se hacen a un vertiginoso ritmo. La era global y sus nuevas generaciones han impuesto unas relaciones personales de corta duración y de alto impacto. Atrás quedo esos largos procesos para conocer al cliente o al líder. La inmediatez de las comunicaciones demanda de resultados también inmediatos. Una persona segura de sí misma atrae más oportunidades que alguien que no lo es. Quien tiene confianza en sí mismo conoce sus capacidades y las expone, mientras que quien no lo es tendrá tantos miedos que éstos le impedirán demostrar sus virtudes.

Ser personas seguras puede abrirnos muchas puertas, desde conseguir un trabajo hasta emprender un proyecto sin miedo al fracaso. Incluso en los momentos más difíciles, la seguridad nos ayudará a levantarnos y realizar proyectos exitosos. En muchos casos, según mi experiencia luego de haber realizado un importante numero de sesiones de Coaching, y horas de impartir  formación  muchas personas fallan no es por falta de capacidades cognoscitivas o de habilidades físicas para el desempeño de alguna función sino que su fallo es debido a que no saben comunicar y proyectar la seguridad de una persona conocedora o experta en determinado asunto.

¿Cómo comunican las personas seguras?

Desde la Ontología del Leguaje, el filosofo chileno Dr.  Rafael Echeverría nos ha señalado que la comunicación es la danza entre el lenguaje y las emociones, para tener Ud. una comunicación que proyecte seguridad y auto confianza debe primero saber identificar  sus estados emocionales, cuales son sus disparadores emocionales y como afectan su cuerpo y mente. De esta manera cada vez que escuche palabras, frases  en voz de personas que causen en Ud. algún tipo de incomodidad emocional vaya preparando su reacción con el fin de evitar que se manifiesten sus propias emociones.

Es muy importante que tenga en cuenta el siguiente planteamiento teórico que formulo desde mi experiencia como coach: “El lenguaje no verbal es el lenguaje de la mente inconsciente, es a mi juicio el lenguaje de la verdad emocional, Es el lenguaje que comunica los estados emocionales de las personas”   por lo tanto debe tener en su mente una imagen de seguridad y de confianza y así lo trasmitirá.

¿Cómo convertirnos en personas seguras?

Para lograr el objetivo de convertir en una persona que trasmita una percepción de poder y de máxima seguridad al momento de comunicarnos, deben ustedes realizar una combinación de técnicas:

Una de ella es el pensamiento o visualización de la Según de la posición de seguridad que se desea instalar en su comportamiento; el psicólogo francés Émile Coué, señala que si repetimos varias veces al día “soy una persona segura” terminaremos creyéndolo y actuando como tal, porque la mente es capaz de producir un comando pre acondicionado cuando así se requiera.

Si somos seguros, transmitiremos a los demás ese sentimiento y ellos también terminarán por creerlo. Desde nuestro cuerpo también podemos influir en la forma como pensamos y por ende en la forma como hablamos. Este planteamiento coincide con lo señalado por El psicólogo británico Richard Wiseman menciona que “al comportarnos como si nos sintiéramos felices y con confianza es el camino correcto para comenzar a ser felices y tener más confianza”

Desde su cuerpo, a través de movimientos corporales específicos también puede Ud. trasmitirle a su mente la información necesaria para ayudarle a construir esa seguridad que tanto anhela veamos algunos de los que yo más recomiendo mis alumnos:

1.  Realiza Movimientos Deícticos: Gestos deícticos: son los que se emplean para señalar o indicar algo. El más habitual y visible es el que se realiza señalando con el dedo índice para designar alguna función a alguien, pero también pueden hacerse este tipo de indicaciones con la mirada, la elevación de las cejas o incluso haciendo un breve movimiento con la cabeza para elevar el mentón.

2.  Utiliza tus Manos: Uno de los mayores problemas de los oradores es el que hacer con sus manos cuando habla ante su público. Acompasa tus palabras con movimientos suaves de tus manos. Que vayan bailando con tus palabras. Nunca hagas movimientos que parecen más rápidos que tus palabras.

3.  Gestos de micro expresiones faciales: Los gestos que hacemos con nuestro rostro son una parte esencial del lenguaje corporal, pues dan pie a un sinfín de malinterpretaciones. Cuando no comprendemos algún tema podemos hacerlo saber por ejemplo abrir mucho los ojos es señal de que no estamos entendiendo, cerrar los labios con fuerza transmite tensión o que tratamos de mantener el control de nosotros mismos.

4.  Brazos Cruzados: Al menos que te encuentres en un lugar cuya temperatura sea para ti demasiada baja, y el frio te haga temblar, nunca te cruces de brazos para hablar con otra persona y mucho menos aprietes los puños.

5.  Saludo: Es una valiosa norma de cortesía y denota mucha seguridad en si mismo, cuando llegues a un lugar es imprescindible saludar a todos los presentes, los conozcas o no. Acércate, preséntate y ofréceles tu mano, y de aquellos que ya conozcas, llámalos por su nombre de pila eso te abrirá de par en par las puerta de su mente para recibir tu mensaje.

6.  Al tomar asiento debes mantener una postura erguida, con los hombros elevados, puedes tener las piernas cruzadas o no como te sientas mas cómodo(a) y con la mirada hacia tu principal interlocutor esto transmitirá seguridad. Por el contrario, ver hacia el suelo o doblar los hombros te hará ver como una persona que no cree en sí misma. Esta es una técnica infalible.

7.  Cuando estés conversando y la Duda hace su aparición en las montañas de tu mente, no dejes que se extienda, ya que surgirán gestos como el rascarse la cabeza, poner los dedos cerca de la “cien”. Lo mejor contra la duda y el descreimiento es utilizar la mas importante herramienta de coaching “La Pregunta Poderosa “e indagar que lo que quieres saber.

8.  Si por cosas del Dios supremo, o por razones medicas tienes algún tipo de tic nervioso que haga que alguna parte de tu cuerpo se mueva involuntariamente o tienes el habito de comerte las uñas o cualquier otro parecido lo mejor es declararlo a tu audiencia en vez de tratar de ocultarlo.

Espero que estas recomendaciones plasmadas en esta cortas líneas te ayuden a convertirte en la persona que proyecta la seguridad y confianza en si mismo que tanto deseas tener, en mis talleres de lenguaje corporal o mediante sesiones de Coaching personal podrás adquirir mas y valiosos conocimientos para cambiar tu imagen.

Norberto Peña Quintero