Por qué ejercitar tu abdomen

Además de la apariencia que ofrecen unos abdominales bien ejercitados, hay beneficios para la salud que merecen tenerse en cuenta.

Por qué ejercitar tu abdomen

Lograr un cuerpo con los músculos bien definidos y más sano es uno de los objetivos que todo el mundo tiene en la mente cuando se apunta a un gimnasio o decide ejercitarse por su cuenta. Con el tiempo se puede convertir en un agradable hábito, y a medida que se avanza se van notando los efectos de esta práctica. Aunque también se nota que hace falta más trabajo en unos músculos que en otros. Una de las zonas que requieren atención especial es el abdomen, no solo porque definir los abdominales tiene un gran atractivo, sino porque hay razones para que estos músculos estén lo mejor posible. Más allá de lo impresionante que es marcar el denominado six pack, hacer ejercicios para el abdomen te proporciona estos beneficios.

Reduce los dolores de espalda

Tanto si pasamos muchas horas sentados en una silla de oficina como si estamos de pie durante todo el día, uno de los problemas más comunes que sufrimos es el dolor de espalda. Algunas veces se trata de unas simples molestias, aunque en otras ocasiones puede ser causa de bajas laborales y lesiones crónicas. Entre estos dos extremos posiblemente sea donde nos movemos todos.

Muchas veces el motivo del dolor es que los abdominales no permiten cumplir con la función de mantenimiento de la postura porque no están fuertes. En este caso, la columna tiene que trabajar en exceso y llegan las consecuencias.

Tonificando los músculos del abdomen se logra una mejor postura, ya que al poder soportar la base del tronco se reduce la sobrecarga de la espalda y se puede notar de forma significativa que caminamos más erguidos.

Si quieres que el resultado sea óptimo, no basta con que te concentres solo en los músculos frontales. También deberás prestar atención a los laterales, que en algunos planes de entrenamiento no suelen tenerse en cuenta.

Puede que pienses que no vas a encontrar alivio de tus dolores porque no es en los riñones donde notar el dolor. Sin embargo, la espalda no es solo esa parte, sino también los hombros, las cervicales y la columna. Con unos músculos bien trabajados, los dolores de todas esas zonas mejoran significativamente.

Mejora la respiración y depura el organismo

Los ejercicios para fortalecer el abdomen son importantes también porque mejoran la respiración y potencian la salud. Al contraer los músculos, los pulmones expulsan más aire de lo que suelen hacer normalmente. Esto provoca que el contenido de oxígeno que entra en ellos sea mayor, al dejar más espacio libre para que entre aire rico, mientras que es expulsa el que tiene un contenido pobre en oxígeno.

El resultado es un cuerpo más oxigenado, que mejora sus funciones y aumenta el bienestar general.

Protege los órganos

Una gran parte de los órganos vitales del cuerpo se encuentran en el abdomen. Por ello, esta es una parte del cuerpo sumamente importante y que debemos cuidar mucho. Si no tenemos unos músculos bien tonificados, estaremos perdiendo la protección natural que tenemos para el interior del organismo, pudiendo sufrir graves consecuencias.

Los abdominales protegen los órganos internos, lo que se traduce en un mejor funcionamiento del cuerpo en todas sus funciones. Y por tanto, en un estado de salud mucho más positivo.

Más equilibrio y mejor movimiento

En casi todos los movimientos que hacemos están implicados los músculos de la zona lumbar. Por ello, es más habitual que tengamos mejor desarrollados estos que los abdominales. Esto puede llevar a un desequilibrio y hacer que nuestro cuerpo fuerce unas partes más que otras.

Para evitarlo, necesitamos trabajar los abdominales y contrarrestar el desequilibrio. De no ser así, podemos ver cómo poco a poco nos vamos arqueando, algunas veces hasta tener lo que se llama vulgarmente “una joroba”.

Aún si no hemos llegado a este extremo, un desequilibrio puede hacer que al ejercitarnos tengamos molestias en algunas zonas del cuerpo. Si tenemos todos los músculos trabajados, llevaremos la postura recta y evitaremos estos problemas en el futuro. Además, las funciones corporales se realizarán mejor, tanto en estado pasivo como al movernos.

Tipos de ejercicios abdominales

Existen diferentes tipos de ejercicios para el abdomen, al igual que hay varios grupos de músculos. Tenemos los abdominales superiores e inferiores, además de los laterales u oblicuos. Cada uno de los grupos necesita un ejercicio diferente.

Todo conocemos un tipo de abdominales, y seguramente los habremos practicado alguna vez. Estos son muy eficaces para fortalecer y definir la zona inferior del vientre, aunque no conviene pasarse o hacer ejercicio sin tomar precauciones. Algunas veces se han producido lesiones al realizar estos movimientos de forma inadecuada, por ejemplo excediéndonos o en posturas forzadas. Para evitar que esto pase, lo mejor es hacerlo de forma controlada, bien con el apoyo de un monitor o utilizando un banco de abdominales.

En realidad, todos los grupos musculares del abdomen necesitan entrenamiento. Para cada uno hay un ejercicio específico, que además podemos poner en práctica sin tener que acudir a un gimnasio o utilizar complejos aparatos. Lo único que hace falta para hacer abdominales es una base plana que nos permita tumbarnos.

Los ejercicios que consisten en mantener en tensión los músculos son fáciles de hacer y muy efectivos. Lo único que necesitamos es tomar una postura que lleve los músculos a contraerse, y estar en ella durante unos cuantos segundos. Después volvemos a la posición inicial y hacemos series de repeticiones consecutivas, dependiendo de los resultados que busquemos. También hay otros métodos, como la electroestimulación, que mueve los músculos mediante pequeñas descargas eléctricas y hace como si estuviésemos haciendo ejercicio.

Lo importante, sobre todo al principio, es hacer las cosas con calma. Si nada más empezar te machacas con una sesión agotadora, seguramente no volverás a repetir porque la experiencia no será agradable.. Necesitas constancia e ir día a día para lograr unos buenos abdominales. No solo tu figura, sino también tu salud, se beneficiarán de ello.

¡Compártelo en tus Redes!