Estos son los tres posibles destinos de la raza humana según la ciencia (y todos son desalentadores)

El estudio también busca comprender el destino de hipotéticas civilizaciones en otros planetas. Según los científicos, aprender de sus errores podría ayudar a la humanidad a estar mejor preparada.

Estos son los tres posibles destinos de la raza humana según la ciencia

El fin del mundo ya no se limita a la ciencia ficción. Un artículo científico del astrofísico estadounidense Adam Frank, publicado en The Atlantic, reveló un futuro en el que la raza humana podría desaparecer.

El astrofísico elaboró, con la ayuda de un grupo de investigadores de la Universidad de Rochester, en Estados Unidos, complejos modelos matemáticos para calcular lo que podría sucederle al planeta en los años siguientes si la población mundial continúa aumentando y mientras el cambio climático siga recrudeciendo sus efectos, alterando los patrones meteorológicos.

Son tres escenarios los que pueden preverse, según los científicos. El primero es que los seres humanos se adapten a los nuevos cambios sin pasar por drásticos procesos. Los otros dos no son nada alentadores, pues sugieren la desaparición parcial de la raza humana o un colapso total. Los resultados de la investigación consideran que lo más probable es que un 70% de la vida sobre la superficie terrestre desaparezca antes de que el planeta logre recuperarse.

Ni los primeros ni los últimos

Aunque también está el escenario de la adaptación sin grandes cambios, que de todas es la opción más positiva. Para esto la civilización debe –precisamente- adaptarse a los efectos que produce el cambio climático para evitar una destrucción masiva; un ejemplo de ello sería el aumento del nivel del mar. Por otro lado, el colapso total supone que La Tierra se incapaz de recuperarse de los estragos ocasionados por la huella humana. En ese caso toda vida inteligente sobre la superficie perecerá, aún si los seres humanos comienzan a utilizar energías renovables.

la raza humana podría desaparecerUna mirada al universo

Pero el estudio no solo se ocupa de lo que ocurre en nuestro pedacito de tierra, sino de hipotéticas civilizaciones que existan o hayan existido en planetas lejanos, a las que llaman “exocivilizaciones”.  El universo es vasto y hay millones y millones de planetas de los que no sabemos nada. En alguno de ellos, a menos que la naturaleza no lo contemple así, tiene que haberse desarrollado una civilización parecida a la nuestra. El objetivo es conocer la evolución, aumento de capacidades y posibles desvanecimiento progresivo o colapso catastrófico que hayan podido tener.

Entonces, la idea es aprender de los errores de esas “exocivilizaciones” para no repetirlos o prepararnos para los efectos a futuro que podría acarrear el cambio climático, cualquiera que estos sean. La investigación de Frank y sus colegas busca averiguar qué ocurrió con otros para prevenir y estar alertas al posible fin de la especie humana.

¡Compártelo con tus amigos!