Los probióticos, claves para el éxito deportivo

El estudio del microbioma humano muestra diferencias entre los deportistas de élite y los no deportistas.

Pero, ¿qué es el microbioma humano? La microbiota normal, flora microbiana normal, o microbioma es el conjunto de microorganismos que se localizan de manera normal en distintas partes de nuestro cuerpo.

Hoy sabemos que la flora intestinal y los factores que influyen en su composición y actividad afectan a los procesos metabólicos, inmunológicos y de desarrollo humanos.

El microbioma de los superatletas

Científicos del Instituto Irlandés de microbiología APC, del organismo de investigación irlandés Teagasc, y del Imperial College de Londres llevaron a cabo una investigación sobre el microbioma de profesionales del deporte de élite. La investigación, que incluyó pruebas en 40 jugadores de rugby del equipo nacional de Irlanda, encontró que ser físicamente activo puede promover el desarrollo de cepas probióticas beneficiosas en el intestino.

El estudio arroja luz acerca de cómo la práctica de ejercicio físico estimula ciertas bacterias intestinales y demuestra que el microbioma de los jugadores de rugby está especialmente preparado para apoyar la reparación de tejidos, para aprovechar la energía de la dieta y ayuda a la “alta tasa de renovación celular”, evidente en deportistas de élite.

Esta investigación desarrolla aún más un estudio previo que descubrió cómo la composición del microbioma intestinal de los jugadores de rugby profesionales se diferenciaba considerablemente de la encontrada en los no deportistas.

Recientemente, un equipo de investigación dirigido por el Dr. Jonathan Scheiman de la Escuela de Medicina de Harvard, ha evaluado el microbioma de atletas de élite para ayudar a identificar y aislar nuevas bacterias probióticas para aplicaciones en el rendimiento deportivo y la recuperación atlética.

Los probióticos, claves para el éxito deportivoDurante un período de dos años, el equipo ha realizado una serie de investigaciones para identificar las diferencias existentes en el microbioma entre atletas de élite y no atletas, así como las bacterias que se modifican antes, durante y después de los eventos atléticos.

“En esencia, estamos observando la biología de la gente más en forma y saludable en el mundo y esta información nos será de gran utilidad para ayudarles a ellos y a otros atletas”, dijo el investigador principal.

Sus implicaciones en el rendimiento deportivo

Al analizar el microbioma de corredores y remeros excepcionales, el equipo de Harvard identificó especies de bacterias concretas que pueden ayudar al rendimiento deportivo. 

Scheiman afirma que este tipo particular de bacterias parece participar en la degradación del ácido láctico. Este metabolito se acumula en el cuerpo después del ejercicio extenuante. En palabras de Scheiman, “estas bacterias probióticas ayudarían a romper y eliminar estos metabolitos del sistema”.

Agregó que el equipo ha identificado desde entonces la misma cepa en numerosas deportistas de otras modalidades, por lo que parece ser “universal en todos los atletas”, y sugirió que la cepa podría ser incluida en formulaciones de suplementos probióticos para ayudar a prevenir la fatiga y promover la resistencia.

Más investigación sobre el microbioma

“No sabemos si esto es causa o consecuencia. No hay manera de saber si los atletas ya nacen con un microbioma diferente, o si se debe a años de entrenamiento físico, esto es, consecuencia de una adaptación crónica que determina este microbioma”, afirman los investigadores.

A pesar de estar en su infancia, la investigación está avanzando rápidamente y los científicos utilizan tecnología de secuenciación de nueva generación para realizar un seguimiento de los cambios en el microbioma de los atletas antes, durante y después del ejercicio, así como durante la recuperación.

“Mientras que la investigación sobre el potencial de la suplementación de la microbiota intestinal en la nutrición deportiva está aún en su infancia, parecen confirmarse sus propiedades beneficiosas sobre la salud del atleta, las lesiones y, en última instancia, el rendimiento”, concluyeron.

Mikel García Iturrioz

Referencias:

Clarke S.F. et al. Exercise and associated dietary extremes impact on gut microbial diversity. Gut 2014, Volume 63, Number 12, Pages 1913-20, doi: 10.1136/gutjnl-2013-306541

Barton W et al. The microbiome of professional athletes differs from that of more sedentary subjects in composition and particularly at the functional metabolic level. Gut 2017, Published online ahead of print, doi: 10.1136/gutjnl-2016-313627

Rankin A et al. ‘Microbes in sport’ – The potential role of the gut microbiota in athlete health and performance. British Journal of Sports Medicine 2017, Volume 51, Pages 698-699, doi: 10.1136/bjsports-2016-097227

¡Compártelo en tus Redes!