SpaceLife Origin, el programa espacial que busca el nacimiento de humanos extraterrestres

Una empresa neerlandesa está impulsando una ambiciosa idea que, de concretarse, podría convertir a la humanidad en una especie multiplanetaria.

SpaceLife Origin, el programa espacial que busca el nacimiento de humanos extraterrestres

La reproducción humana segura en el espacio, esos son los planes que tiene previsto desarrollar SpaceLife Origin, un programa con sede en los países bajos. Y es que según anunciaron, su proyecto de ‘Incubadora de Embriones Espaciales’ podría estar disponible en la próxima década.

De hecho, se conoció que la compañía tiene misiones programadas entre 2020 y 2024, cuyo principal objetivo es: “permitir una vida sostenible más allá de la Tierra”.  Asimismo busca crear una nueva generación de humanos nacidos en el espacio, que sean capaces de colonizar otros planetas de ser necesario, haciendo uso de su propia tecnología, la cual espera por ser patentada.

Kees Mulder, CEO de SpaceLife Origin, considera que “si la humanidad quiere convertirse en una especie multiplanetaria, también debemos aprender a reproducir en el espacio”. Para que eso sea posible hay que esperar que esta empresa complete los primeros ciclos de su proyecto, más o menos para 2024, que es la fecha en que estiman pudiera estar naciendo el primer bebé humano en el espacio, en una misión que duraría al menos 36 horas.

Todo iniciará con la ‘Misión Arca’ en 2020

Para la primera etapa, denominada ‘Misión Arca’, se tiene pensado enviar mil tubos a la órbita llenos de células reproductivas masculinas y femeninas, que estarán protegidos contra la radiación. El material será tomado de laboratorios de fecundación in vitro a nivel mundial.

Todo iniciará con la 'Misión Arca' en 2020Esos tubos se almacenarán tanto en lugares seguros en La Tierra como en satélites espaciales. Para SpaceLife este plan es como una especie de “póliza seguro” para la humanidad, por si ocurre un evento de proporciones catastróficas.

Y continúa con la ‘Misión Lotus’

La siguiente fase, nombrada ‘Misión Lotus’, iniciaría en 2021 cuando se ponga en órbita la ‘Incubadora de Embriones Espaciales’, una tecnología patentada por la empresa. Se trata de un dispositivo precargado con células reproductoras masculinas y femeninas, que se concebirían de forma instantánea apenas lleguen al espacio.

Esa incubadora contará con el ambiente ideal para que se desarrollen los embriones, comenzando con una gravedad normal. Tras pasar cuatro días en el espacio, el aparato será devuelto a La Tierra para verificar cuáles embriones son viables. Tanto los embarazos como los nacimientos en esta etapa tendrán lugar en La Tierra.

La ‘Misión Cuna’ será el desenlace

La última fase será la más crucial de todas, pues se pretende que una mujer dé a luz a 400 kilómetros sobre La Tierra, acompañada en todo momento de un equipo médico. El doctor Egbert Edelbroek, director de Estrategia e Innovación de SpaceLife Origins, adecuó la famosa cita del astronauta Neil Armstrong para la ocasión: “es un paso pequeño para un bebé, pero un paso gigante para la humanidad”.

Misión LotusLa candidata para el proyecto, que comenzará a seleccionarse en 2022, deberá cumplir ciertos requisitos para reducir al máximo cualquier riesgo, tales como haber tenido al menos dos partos no problemáticos.

Si todo sale como se vaticina, y tanto la madre como el primer niño nacido en el espacio logran regresar sanos y salvos a La Tierra, será el primer paso para que la compañía se siga consolidando y lidere la reproducción de humanos extraterrestres para 2032, puesto que la vida en este planeta “podría ser muy difícil durante el próximo siglo”.

¡Compártelo con tus amigos!