bebidas azucaradas

Consumir productos ricos en proteínas junto con bebidas azucaradas puede modificar de manera negativa el balance energético del cuerpo y producir la acumulación de grasa, según indica un estudio científico elaborado en el Centro de Investigación de Nutrición Humana de Grand Forks (EE.UU.), cuyos resultados han sido citados por la revista especializada Eurek Alert.

El experimento

Tras un día de ayuno nocturno, 27 personas sanas de 23 años en promedio, prepararon dos comidas (desayuno y almuerzo) con un 15% de proteínas en su contenido; y otras dos comidas con el 30% de proteínas también luego de ayunar una noche. Cada plato contenía 17 gramos de grasa y 500 kilocalorías, con la diferencia de que una de ellos se acompañó con una bebida azucarada y el otro con una sin azúcar. Un calorímetro ambiental fue utilizado por los científicos en el análisis.

Los resultados de la investigación muestran que hasta una tercera parte de las calorías aportadas por las bebidas azucaradas no las gasta el organismo. Además, como efecto de la ingesta de estas bebidas los expertos observaron una reducción de la eficacia metabólica, que “lleva al cuerpo a acumular más grasa”, explica la coautora del estudio Shanon Casperson.

A su vez, la científica aseguró que el consumo de bebidas azucaradas en las comidas perjudica en ambos lados de la ecuación del equilibrio energético en nuestro cuerpo: la energía adicional de la bebida no provocó que las personas se sintieran más saciadas.

Así entonces, este trabajo ayuda a comprender mejor la influencia del consumo de bebidas azucaradas en el aumento de peso y obesidad, concluye Casperson.

¡Compártelo en tus Redes!