La Legión Extranjera Francesa y la dureza de sus pruebas de acceso

La situación laboral actual en nuestro país no es algo precisamente cargado de oportunidades. Encontrar un puesto de trabajo que otorgue un mínimo de garantías y con lo que disfrutar de ciertas calidades no es algo que esté a la orden del día. Esta situación, como otras tantas que se vienen sucediendo en los últimos años, propicia que muchas personas salgan al extranjero a buscar nuevas oportunidades y disfrutar de un nivel de vida mejor.

Es la gran promesa del extranjero: dar otra oportunidad. No siempre se cumple, pero lo cierto es que posibilidades hay. Los que buscan, sea por vocación o por mera obligación, trabajar del lado de la justicia, tienen además una ocasión perfecta gracias a Francia. El país galo recluta constantemente unidades para la legión extranjera francesa y, la verdad, es una propuesta realmente llamativa gracias a sus retribuciones y estabilidad.

Sin embargo, como cualquier otro cuerpo de seguridad que requiera de cierta especialización, es necesario pasar una serie de pruebas de acceso para demostrar tu valía. Muchos acuden habiéndose preparado solo físicamente, o con un mínimo de conocimientos que consideran más que sobrados. Desgraciadamente, es un error de pleno que hace que una gran cantidad suspenda y se quede en las puertas de conseguir un puesto de trabajo bien remunerado.

Es un hecho. Más del 70% de los candidatos a formar parte de la legión extranjera suspenden y quedan descartados. ¿Por qué? Por la falta total de preparación y la dureza de una de sus pruebas más representativas. La entrevista personal, pensada para analizar al individuo de cabo a rabo y elaborar un perfil psicológico que lo defina, es la que se encarga de hacer la mayor criba en este conjunto de pruebas y en la que más y más personas caen irremediablemente.

Junto a las pruebas físicas y el test psicotécnico, la entrevista es el punto clave del examen de acceso a esta legión. El formato de esta entrevista es similar a la de cualquiera que se realice para formar parte de la policía y, como tal, goza del mismo grado de efectividad que esta. Y, realmente, la tasa de suspensos que tiene no se debe a la dureza que tiene, sino a la falta de especialización.

Es vital contar con el consejo de un experto que prepare y forme al interesado por completo. Algunas academias cuentan incluso con las preguntas y con modelos de entrevistas personales para formar al máximo a sus alumnos, enseñándoles cómo deben responder y qué tipo de preguntas se pueden encontrar. A través de los mejores profesionales, de veteranos que han formado parte incluso del tribunal de examinación o de la legión extranjera de Francia, se obtiene una preparación impoluta que otorgue la mayor garantía de aptitud.

No lo decimos en vano. La duración de estas entrevistas puede oscilar entre las 2 y las 4 horas. Un plazo de tiempo en el que no hay cabida para errores, ya que cualquier pequeño fallo puede ser el detonante de un suspenso que tire por tierra toda la preparación previa. Aunque, insistimos, no es una fase difícil; pero tampoco es algo a lo que se pueda ir sin haberse formado previamente de forma adecuada.

Afortunadamente, las convocatorias para presentarse están abiertas durante todo el año. Gracias a esto, cualquier persona interesada puede acudir a los servicios de una academia y preparar todo lo necesario durante el tiempo que considere adecuado para, posteriormente, elegir una fecha y proceder sin problemas. Acertar con el momento es importante, ya que, en caso de fallar, no suele haber segundas oportunidades.

Si, por un casual, el tribunal decide que sí puedas presentarte por segunda vez. Debes esperar un mínimo de año y medio (18 meses) para volver a optar a formar parte de la legión francesa. Ciertamente, con ese plazo de tiempo y la formación de un buen profesional, es más que posible prepararse por completo para pasar esta parte de las pruebas sin mayor complicación que tener que aguantar el tiempo que duran.

Formar parte de la legión extranjera francesa es formar parte de un cuerpo de seguridad totalmente preparado y repleto de beneficios. El sueldo de sus integrantes es bastante elevado y, en caso de partir en misión, puede llegar a duplicarse o triplicarse durante los meses que se realice, incluyendo por supuesto tanto estancia como dietas. Sumando esto a la seguridad de tener algo que dure un buen tiempo, es imposible no pensar en dicha legión como la fuente de un puesto de trabajo totalmente estable y bien remunerado.

En caso de estar interesado, recuerda. La entrevista personal puede ser infinitamente más dura que las pruebas físicas o el psicotécnico en cuanto a tasa de suspensos. Es vital contar con una buena preparación de la mano de centros como la Academia LEF.

¡Compártelo en tus Redes!