Qué debemos evitar cuando publicamos un inmueble en Internet

Qué debemos evitar cuando publicamos un inmueble en Internet

La aparición de Internet y de las nuevas tecnologías ha brindado ventajas y desventajas a ciertos sectores, sin embargo, son mucho más los beneficios que proporciona en comparación con sus desventajas. Uno de las mayores ventajas para cualquier usuario es la posibilidad de poder colgar anuncios de inmuebles.

Existen muchas páginas que ofrecen la posibilidad de publicitar todo tipo de anuncios, tales como los relativos a inmuebles. Una de ellas es la aplicación web Anuto, portal de venta y alquiler de locales, apartamentos, casas o alquiler de habitaciones, entre otros inmuebles ofertados.

Si bien es cierto que estos anuncios pueden realizarse en periódicos o por otros medios, anunciarse por Internet resulta gratis y cualquier anuncio obtendrá una mayor visibilidad en la red y, por tanto, un mayor número de respuestas. Cuantas más visitas reciben los anuncios publicados, hay más posibilidades de aumentar las ventas y de ampliar el mercado.

Anunciarse por Internet es fácil y tiene muchas ventajas

Cada vez son más las personas o empresas que anuncian sus productos o servicios en Internet. Esto se debe a que Internet ofrece una amplia cobertura, bajo coste, ahorro de tiempo, y además, la medición de resultados es fácil. Ante la pregunta “cómo publicar” un anuncio de inmuebles correctamente que muchos usuarios se cuestionan, este tipo de plataformas intermediarias ofrecen un proceso intuitivo de publicación y en la mayoría casos, sin ningún coste añadido.

Trayendo de nuevo el caso de Anuto, esta plataforma permite a los anunciantes publicar y renovar sus anuncios, de cualquier tipo, de forma gratuita y en tiempo real. Además, la página da a los usuarios la oportunidad de chatear con internautas interesados que quieran aclarar cualquier duda. Los anuncios pueden también renovarse cada doce horas para volver a estar entre los primeros anuncios publicados.

Sin embargo, al colgar anuncios el usuario se enfrenta a una gran cantidad de competidores que ofrecen el mismo servicio o vendiendo el mismo producto. Por lo que constantemente nos preguntamos ¿Cómo publicar anuncios en páginas web? ¿Cómo hacerlo para no cometer errores?

Es importante destacar que la demostración ideal de cómo publicar un anuncio dependerá del servicio que se esté publicando, en este caso nos centraremos en los anuncios de venta de inmuebles, bien sean casas, oficinas o apartamentos. A continuación se ofrecen algunas recomendaciones para publicar anuncios que queden lo suficientemente atractivos para llamar la atención de personas interesadas.

Trucos y consejos para conseguir la publicación perfecta

Una imagen vale más que mil palabras, por lo que la foto o fotos que se incluyan en la publicación deben ser claras y nítidas. No hay que incluir imágenes desenfocadas,  pues esto podría interpretarse como que, en realidad, el dueño de la propiedad no ha puesto mucho interés en vender, o lo que es peor, que  su intención es ocultar algunas características de la propiedad.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta se refiere a la vigencia de la fotografía. A nadie le parecería atractivo ver las fotos de una sala decorada con motivos navideños si estamos ya en primavera. Este simple detalle puede hacer que un potencial comprador se desanime el anuncio, pues querrá ver la casa tal y como está en la actualidad.

En esta misma línea se encuentra el hecho de que aparezcan la marca de la fecha y hora en las fotos del anuncio, pues eso podría reflejar cuánto tiempo se está prolongando la venta de la casa. Si la venta se alarga en el tiempo, ésta es una clara desventaja, por lo que se recomienda cambiar la configuración de la cámara para borrar ese dato.

Otro aspecto sería no mostrar demasiadas objetos personales en las imágenes. Si una persona quiere proyectar su nueva vida en la casa anunciada, observar objetos personales por todas partes, es bastante disuasorio, y puede que el potencial comprador ya no se muestre interesado. La idea es asegurarse de organizar el espacio a fotografiar, eliminando el exceso de decoración personalizada para conseguir un mejor efecto para la venta.

Además, no es recomendable abusar de los programas de edición de imágenes, como Photoshop. Estos programas son buenos para mejorar la iluminación o incluso para borrar sombras de la foto; sin embargo, emplearlo en exceso para simular una propiedad más grande, alterar la vista o añadir detalles que no son reales, se consideraría una especie de fraude.

Una buena descripción es algo que nota el potencial comprador, cansado de leer siempre lo mismo: descripciones rápidas, con escasas palabras y sin sentimiento. Es aconsejable que la descripción sea original, detallada y divertida, pues al contrario de lo que muchos piensan, los compradores SI leen las descripciones.

La descripción se hace de afuera hacia adentro, primero se describe la zona residencial y luego el edificio y finalmente el inmueble en venta. Esta descripción debe ser breve y organizada, resaltando cuáles son las estancias más destacables. Además, es necesario resumir las ventajas de comprar o alquilar nuestro inmueble.

¡Compártelo en tus Redes!