7 razones por las que querrás casarte en invierno

Las bodas de invierno son cada vez más populares por una serie de razones diferentes: he
aquí las 7 principales.

Tus fotos serán únicas

Con la mayoría de los enlaces llevándose a cabo en primavera y verano, la disponibilidad de los fotógrafos de bodas suele ser reducida. En invierno, en cambio, no sólo tendrás muchas más opciones para elegir sino que además podrás disfrutar de una mayor variedad de estilos de fotografías, ya que la luz en invierno es menos perpendicular a la tierra y, por ende, genera una paleta de colores más amplia y más rica.

Podrás aprovechar el poder romántico de las velas y farolas

Como en invierno anochece más temprano, tendrás más tiempo para disfrutar de la fiesta
nocturna! Viste tu lugar y disfruta de la atmósfera desde el momento en que comienza el
atardecer. Usa luces navideñas o farolas para crear una escena mágica y recuerda que
también puedes decorar árboles exteriores, usar velas para iluminar pasillos y si tu presupuesto se estira, ¿por qué no? tener una exhibición de fuegos artificiales en el punto álgido de la ceremonia.

Tendrás más opciones por menos dinero

Elegir una fecha de la boda de invierno te da una gran moneda de cambio con tus proveedores: el invierno tiende a ser la época del año menos solicitada por lo que encontrarás más disponibilidad y los proveedores estarán más dispuestos a negociar el precio de sus productos.

Podrás aprovechar el glamour de una chimenea encendida

Intenta conseguir una locación presidida por una gran chimenea: el fuego ardiendo durante la ceremonia le dará a tu boda un toque especial.

Será además un lugar especial para servir una taza de vino caliente con especias durante la recepción, o si además colocas bonitos sillones o alfombras gruesas con multitud de cojines, un lugar encantador para que tus invitados descansen entre baile y baile.

Tu luna de miel en los trópicos será más económica

Si te casas durante julio o agosto, es probable que tengas que pagar más por la luna de miel, ya que coincide con la temporada de vacaciones escolares. Esa es, a la vez, la temporada de huracanes en los trópicos y el Caribe.

Cásate en diciembre o en los meses de invierno y no tendrás ese problema: es el momento
perfecto para visitar las Maldivas, Sudáfrica o una isla caribeña.

El clima no se convertirá en una obsesión

Si te casas en invierno, no tienes que preocuparte de si va a llover, si hará sol o si va a hacer frío. Esperarás el clima invernal, tus invitados estarán preparados para ello y en todo caso celebrarás tu boda en el interior.

A diferencia de una boda de verano que se celebra en una marquesina, no estarás
ansiosamente mirando el pronóstico del tiempo a largo plazo.

Tendrás una amplia paleta de opciones para la decoración

Cualquier paleta de colores puede funcionar en invierno: los colores neutros de los meses fríos complementan perfectamente con una amplia variedad de tonos, desde el rústico al glamuroso, ¡cualquier color se enfatizará! Intenta jugar con los colores del follaje de invierno para enfatizar el encanto estacional, y utiliza elementos naturales como piñas, ramas desnudas, hojas con tonos otoñales y bayas.

StarOfService

¡Compártelo en tus Redes!