Pasos para reclamar la devolución de la plusvalía municipal en España

Pasos para reclamar la devolución de la plusvalía municipal en España

La plusvalía municipal es el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU) que se debe pagar en el momento de traspasar o ceder algún bien inmueble.

Según sentenció el Tribunal Constitucional (TC) español, es posible impugnar el pago de la plusvalía municipal y optar a la devolución cuando se haya demostrado una devaluación catastral de la propiedad a la hora de su venta, lo que supone una pérdida económica para el vendedor.

En Internet, Recurre Online es uno de los servicios que presta ayuda a la hora de hacer el papeleo y asesoría para reclamar plusvalía. Este portal ofrece un servicio de gestión en los trámites legales ante la administración pública, incluyendo el cobro excesivo o el cálculo erróneo en gravámenes y multas.

Cómo reclamar la plusvalía municipal

Para empezar, hay que saber que el pago de los impuestos urbanos es obligatorio cuando se traspasa cualquier inmueble, según la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. Por esta razón, el pago de la plusvalía se debe realizar en efectivo para evitar las posibles sanciones.

Una vez pagado el impuesto, se puede formalizar la solicitud de rectificación del importe y devolución por considerarlos indebidos. Se tendrá que entregar este escrito ante el ente recaudador. El documento deberá incluir el comprobante de pago del impuesto, además del de devaluación del inmueble y el informe técnico de un perito catastral.

Este será el primer paso para abrir la vía administrativa, a la que el ente público deberá dar respuesta. En el caso de que sea negativa, el afectado tendrá un plazo de 30 días para acudir al Tribunal Económico Administrativo del municipio, instancia con la que se agotará la vía administrativa y ya solo quedará pasar a la judicial.

Durante los dos meses siguientes, el contribuyente deberá extender el recurso de apelación en un contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de su municipio o región.

En este punto se debe considerar si la cifra que se recibirá como compensación valdrá la pena ante el gasto que supone todo el proceso judicial, a lo que se añaden los pagos de la notaría, un procurador y un abogado, cuyas cantidades varían según el importe reclamado.

Detalles a tener en cuenta

Tendrán derecho a recuperar la cuantía por concepto del impuesto inmobiliario las personas que traspasaron sus propiedades cuando tenían un valor de pérdida (debido a la devaluación catastral). En el momento en que se inicie el proceso administrativo de reclamación quedará congelado el período de prescripción, que es de 4 años a partir de la fecha en la que se efectuó la venta de la propiedad.

También podrán hacer la reclamación aquellos contribuyentes que hayan perdido sus propiedades como resultado de algún embargo bancario. El beneficio le sería concedido al afectado al considerar injusto pagar un impuesto por un bien que dejó de poseer.

Se debe aclarar que la cifra correspondiente a la plusvalía no tiene nada que ver con el importe de la compra o venta, sino que depende del valor catastral del suelo. Sobre la base catastral se aplica una fórmula que incluye un coeficiente basado en los años de ocupación y un tipo impositivo de la Ordenanza Municipal, lo que da como resultado el valor de la plusvalía.

Teniendo en consideración que el impuesto siempre se incrementa, incluso cuando el inmueble disminuyó su valor, la norma fue apelada por el Tribunal Constitucional para proteger a las personas que vendieron su propiedad cuando esta se había devaluado, y siempre que puedan comprobarlo.

¡Compártelo en tus Redes!