Científicos de la universidad de Harvard, en Estados Unidos, adelantan una investigación que sugiere que el mamut lanudo (Mammuthus primigenius) podría regresar de la extinción en un período de dos años, informa ‘The Guardian’.

El proyecto, que inició desde el 2015, pretende producir un embrión híbrido denominado ‘mamofante‘, en el que las características del mamut serían programadas en el ADN de un elefánte asiático mediante un instrumento genético al que han llamado ‘CRISPR‘.

“Nuestro propósito es crear un embrión híbrido entre mamut y elefante, de hecho sería más como un elefante con una serie de rasgos de mamut”, indicó el director de la investigación, el genetista, ingeniero molecular y químico George Church. Se trata de características tales como grasa subcutánea, orejas pequeñas, sangre adaptada a bajas temperaturas y, por supuesto, abundante pelo.

George M. Church

El genetista ha divulgado que su grupo de científicos están trabajando en “modos de analizar el impacto de todas estas modificaciones y tratando de establecer una embriogénesis en el laboratorio”, es decir, planes para hacer crecer el animal híbrido dentro de un útero artificial en lugar de utilizar a una hembra de elefante como una madre de alquiler; un plan que algunos consideran imposible de conseguir antes de diez años.

Cuestión ética

No obstante, dentro de la comunidad científica el osado proyecto ha causado revuelo. “el planteamiento de “resurrección de mamuts” levanta una gran cuestión ética: estos animales no fueron simplemente un conjunto de genes, fueron animales sociales, tal como lo es el actual elefánte asiático”, ha advertido Mateo Cobb, profesor de zoología en la Universidad de Manchester. “¿Qué sucederá cuando nazca el híbrido de elefante y mamut? ¿Podrá ser aceptado por los elefantes?, ha cuestionado.

La iniciativa del genetista busca dos finalidades: asegurar para el elefante asiático un futuro alternativo, que se encuentra en peligro de extinción, y ayudar a combatir el calentamiento global. El mamut lanudo podría prevenir el descongelamiento del permafrost de la tundra y la liberación de enormes cantidades de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

¡Compártelo en tus Redes!