cómo frenar el proceso de envejecimiento

Un equipo de investigadores rusos dirigido por el reconocido bioquímico Vladímir Skulachev ha desarrollado un novedoso medicamento capaz de ralentizar el proceso de envejecimiento.

De acuerdo al informe publicado en la revista ‘Aging‘, el nuevo componente, llamado antioxidante SkQ1, ya ha sido ensayado en ratones en la Universidad Estatal de Moscú.

La intensión principal del equipo era estudiar el papel que desempeñan las mitocondrias en el desarrollo de la vejez del organismo. Durante el experimento, los científicos produjeron una mutación en los animales de laboratorio logrando aumentar en las mitocondrias la velocidad de sus cambios aleatorios.

Una notable aceleración del proceso de vejez de las células del cuerpo provocada por las mutaciones fue descubierta por los investigadores. Tanto, que los roedores empleados en la prueba no alcanzaron a vivir ni un año.

Cien días luego de que nacieran nuevos ratones en el laboratorio, pequeñas dosis del antioxidante SkQ1 fueron inyectadas a una parte de ellos.

Aquellos animales que no recibieron la sustancia empezaron a mostrar las primeras señales de envejecimiento desde los 200 días de vida. Pero los roedores que recibieron el medicamento no presentaron dichas señales hasta mucho después, incluso algunos ni siquiera mostraron signos de vejez en ese mismo tiempo.

¿La solución para el envejecimiento?

Los investigadores explican que el SkQ1 puede frenar el proceso de envejecimiento porque este fármaco protege a las células del oxígeno reactivo, que es el causante de los daños en las mitocondrias.

El proyecto del bioquímico Skulachev trabaja en el desarrollo de una serie de productos farmacéuticos basados en SkQ1. El primer medicamento, las gotas oculares Visomitin, ya fue aprobado y está siendo comercializado en Rusia, y ya pasó también la segunda fase de pruebas clínicas en Estados Unidos.

El próximo producto que podrían introducir al mercado sería un fármaco vía oral que actualmente está en proceso de ensayo clínico en Rusia. Si los resultados son positivos, en 2 o 3 años podría ser aprobado este medicamento anti-envejecimiento.

Sin embargo, no todo es color de rosa en el mundo científico. Distintos estudios han demostrado que el exceso de antioxidantes obstruye el transporte de oxígeno en el tejido muscular e incluso existen indicios de que pueda beneficiar la sobrevivencia de las células cancerosas.

¡Compártelo en tus Redes!