Los motivos por los que jamás debes llenar de agua tus botellas plásticas

Llenar de agua las botellas plásticas suele ser una habitual práctica que contribuye a evitar el consumo excesivo de un compuesto que es bastante dañino para nuestro planeta, además de representar un significativo ahorro para nuestra economía en temporadas de calor. Sin embargo, esta práctica podría derivar efectos muy perjudiciales para nuestra salud.

Botellas plásticas contaminadas

De acuerdo a una publicación de la revista ‘Cosmopolitan’, tomar agua de la misma botella durante una semana podría equivaler a pasar la lengua a la taza del inodoro. Para lanzar esta comparación, el medio se basó en una investigación de ‘treadmillreviews.net’, que examinó las botellas plásticas que un deportista había llenado de agua en el transcurso de una semana.

Los resultados de los análisis mostraron que una de las botellas reutilizadas por el atleta tenía más de 900 mil unidades de bacterias por centímetro cuadrado, eso significa, más de las que puede contener la tapa de un retrete estándar.

Adicionalmente, los investigadores hallaron que el 60% de los gérmenes detectados eran capaces de contagiar a cualquier persona. Un hallazgo que nos ayudaría a entender el por qué contraemos algunas enfermedades bacterianas durante el año de manera totalmente aleatoria.

Y aún hay más. Aparte del hecho de ser antihigiénicas, la publicación cita otra investigación que revela la existencia de numerosos productos químicos nocivos para la salud que libera el plástico cuando este se quiebra o comienza a desgastarse por el uso frecuente.

Con todo esto, la doctora Marilyn Glenville informó a la revista que la presencia de estos químicos pueden, por ejemplo, afectar el proceso de ovulación e incrementar los problemas hormonales, así como aumentar el riesgo de sufrir cáncer de mama y endometriosis.

¡Compártelo en tus Redes!