Descubren en la saliva del oso pardo una potente sustancia ‘mata bacterias’

Recientemente se descubrió un potente antibiótico en la saliva del oso pardo, que es altamente efectivo contra el estafilococo dorado.

Descubren en la saliva del oso pardo una potente sustancia 'mata bacterias'

La saliva de una especie de oso fue la protagonista de un descubrimiento médico muy importante. Y es que, tal y como informa el portal Phys.org, científicos estadounidenses y rusos se dieron cuenta que la sustancia posee un antibiótico natural que es particularmente eficaz para combatir las infecciones por estafilococo dorado (Staphylococcus aureus), un microorganismo fuertemente resistente a los fármacos tradicionales.

Un potente mata bacterias

Fue específicamente en el oso pardo de Siberia oriental que se centró el estudio, cuyos resultados fueron publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Se analizó el microbioma del animal, que aunque tiene una dieta prácticamente vegana también es capaz de cazar caribúes, peces y ciervos, para entender la forma en que su organismo se defiende de las bacterias.

Para realizar la investigación, el equipo se trasladó a la taiga siberiana (en Rusia) y capturó a algunos ejemplares de estos mamíferos para extraer muestras de saliva. El objetivo era encontrar posibles químicos que aniquilen las bacterias que causan infecciones en los seres humanos.

El Bacillus pumilus

El material orgánico que se encontró en la saliva del oso pardo fue sometido a varios análisis para finalmente descubrir la presencia de un microorganismo: el Bacillus pumilus, que es capaz de producir una reacción química antibiótica que se conoce como ‘amicoumacina A’.

Este compuesto tiene una alta efectividad al momento de matar a ciertas bacterias, en especial al estafilococo dorado, que causa infecciones resistentes a los más poderosos antibióticos en el mercado. Esta cepa se asocia generalmente a infecciones de la piel.

Se trata de un hallazgo muy importante en el mundo de la medicina, ya que ayudará a comprender un poco más el mecanismo que implementan los antibióticos y crear nuevos compuestos que puedan curar las más fuertes infecciones de la piel.

¡Compártelo con tus amigos!