El gusto de este hombre por la musculatura y la actividad física le terminó pasando factura. En la espeluznante escena se puede observar cómo el apasionado deportista tenía puesto demasiado peso en la máquina del gimnasio y, en un mal movimiento, su cuerpo colapsa y su pierna se quiebra de forma simultánea en varias partes.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR