seguridad informática

Iniciar un negocio cuesta bastante, desde reunir los recursos necesarios, dejando muchas veces a un lado el descanso que no se puede tomar por estar pendientes de las oportunidades, buscando opciones, organizando la contabilidad a través de sistemas especializados como miskuentas, e incluso pagando impuestos y los múltiples gastos que un emprendedor actual debe asumir.

Los ciberdelincuentes fijan su atención especialmente en los minoristas, y aquellos que no cuenten con la protección adecuada en sus sistemas de pago, podrían convertirse en víctimas de ataques que comprometerían seriamente sus datos y en consecuencia, sus finanzas.

Por lo anterior, queremos dar a conocer 5 formas de evitar que nuestra pequeña empresa o negocio sea víctima fácil de este tipo de ciberataques, siguiendo las recomendaciones de ESET Latinoamérica, una compañía especializada en seguridad informática.

1. Disponer de un lector de chip

Numerosas tiendas aún no cuentan con ‘Point-of-Sale‘ (PoS), que es el más reciente sistema capaz de leer las últimas tarjetas con chip (EMV).

Integrar este lector de chip no solo ofrece mayor protección contra compradores tramposos, sino que además refuerza el perfil de seguridad. Para timadores que apuntan hacia un comercio, no disponer de este dispositivo es una buena señal de su condición de “atacable”.

2. Sacar mayor provecho de los equipos

El router de banda ancha es actualmente uno de los objetivos más frecuentes de ataque. Este aparato no solo interconecta los ordenadores, tabletas, móviles e impresoras; también cuenta con algunos atributos de ‘firewall‘ que puede ser utilizado, por ejemplo, para proteger a los dispositivos conectados de otro que pueda estar “infectado”.

Los routers modernos suelen incorporar firewalls capaces de detectar distintas amenazas, sin que esto implique un gasto significativo.

3. ¿Y si el sistema fue comprometido?

La mayoría de comercios no cuentan con un plan de recuperación para enfrentar esta clase de problemas, o si lo tienen, casi siempre se encuentra desactualizado. Concretamente, se debe prestar atención al procedimiento a seguir luego de un robo de tarjetas de pago o de una eventual infección con algún ‘ransomware‘.

Dependiendo de las medidas básicas de seguridad que el comerciante tome, como una solución de backup actualizado, podrían reducirse las consecuencias. En caso contrario, el costo podría ser muy alto.

4. Tener un asesor en tecnología y seguridad

Es fundamental que la pequeña empresa o negocio pueda contar con un consultor en materia de tecnología, y en especial de seguridad, que pueda instruir a otros miembros del equipo de trabajo sobre estos temas. Es un recurso humano ausente en muchos negocios.

Como propietario, puede entenderse la necesidad de protección en múltiples áreas de la organización, pero el asesor de seguridad es quizás el único que puede tener un panorama más claro. Se requiere de igual perspectiva cuando a seguridad digital se refiere; alguien que perciba los riesgos y pueda indicar el procedimiento a seguir para una situación de vulnerabilidad especifica.

5. Mantener equipos y sistemas actualizados

Cuando un negocio no mantiene actualizados sus dispositivos (ordenadores, servidores, routers, etc.) se expone constantemente a las diferentes y modernas formas de ciberataques. Lo recomendable es buscar la manera de automatizar la tarea mediante un software, firmware y hardware que pueda tener todo al día.

La seguridad es un tema muy cambiante, tanto a nivel físico como informático, por lo que es necesario que los negocios vayan a su ritmo.

¡Compártelo en tus Redes!