Planifica tu viaje, seis consejos antes de viajar a Cuba

Cuba no tiene parecido en el mundo, es un país con atractivos de todo tipo y con otras tantas dificultades y carencias. Por eso, es importante planificar debidamente tu estancia y ahorrarte problemas innecesarios.

Planifica tu viaje, seis consejos antes de viajar a Cuba
Turista se hace un selfi en la playa de Varadero.

Cuba es un país muy particular, una isla perdida en el tiempo con características, historias y realidades únicas y diferentes a las del resto del mundo. Allí el dios “Cronos” parece andar más lento, sin desespero, para que cada visitante tenga la oportunidad de tomar su propia instantánea del país.

Debido a esas particularidades, es importante informarse antes de viajar, para evitar sorpresas y molestias. Cuba comparte con muchos países de Latinoamérica algunas características, o más bien, comportamientos; por ejemplo, las tardanzas. Es conocido que cuando se fija una cita en Cuba, para un evento, una cena, concierto, y en general para casi cualquier asunto, es probable que comience un poco después o que se alargue demasiado un problema pequeño. Así que, paciencia…

¿Qué hacer antes de viajar a Cuba?

Pero, incluso, antes de llegar a Cuba y constatar esto, es necesario tener muy en cuenta ciertos trámites e informaciones que te ayudarán a organizar mejor tu viaje de vacaciones.

1. Visa de Turismo

Lo primero que debe garantizar es tu Visa o Tarjeta de Turista de Cuba, es de color verde y válida para visitas de hasta 30 días. Puedes obtenerla a través de una agencia de viajes, una aerolínea o dirigiéndote al Consulado de Cuba en tu país. Es un trámite sencillo y rápido.

Viajar a Cuba
Chica cubana lee el periódico Granma en parque de La Habana.

En caso de que desees ampliar tu estancia, puedes pedir una prórroga de otros 30 días en las Oficinas de Inmigración y Extranjería en esa isla. En este caso, presenta tu visado anterior, pasaporte, el billete con la fecha de regreso y sellos por el monto de 25 CUC (moneda de cambio) que puedes comprar en cualquier banco.

2. Visado rosa

Si arribas a Cuba desde los Estados Unidos debes adquirir un visado especial, le llaman “visado o tarjeta de turista rosa”. El mismo no se expende en los Consulados y Embajadas de Cuba en Europa. Se puede comprar a través Internet o directamente en cualquiera de las oficinas de tu turoperador.

En las oficinas el visado se tramita al momento y sólo es necesario el pasaporte o fotocopia legible del mismo, por lo que una misma persona puede tramitar los visados de varios viajeros, presentando la documentación correspondiente. Cuando se compra, el visado rosa se envía por correo y lo debes recibir en un plazo aproximado de 7 días laborables.

El visado color rosa tiene una validez de 30 días a partir de la fecha de entrada al país. El visado admite una prórroga de 30 días más de estancia a tramitar directamente con las autoridades de inmigración en La Habana.

3. Seguro médico o Seguro de viaje

En Cuba la asistencia médica es gratuita para los cubanos, no para los extranjeros. Este es un trámite importante que a veces los viajeros no tienen muy en cuenta. Lo que sucede es que, en muchos casos, Cuba no se incluye entre los países que cubren la mayoría de los seguros de viaje más comunes. Primeramente, asegúrate de ello, y si no aparece este país, debes comprar un seguro médico o de viaje que evite que tengas que pagar un buen dinero si tienes alguna urgencia médica.

Viajar a Cuba
Infinity pool de moderno hotel recién inaugurado en Centro Habana.

En el caso que llegues a Cuba sin el seguro médico, en el propio aeropuerto puedes adquirirlo, pero seguramente sea menos económico que si lo reservas desde su país, además de hacer una larga fila y su consiguiente tiempo de espera.

4. Monedas

Es muy fácil confundirse en Cuba con la moneda y el cambio. Allí existen dos monedas: el Peso Cubano Convertible (CUC) y el Peso Cubano Nacional (CUP). El CUP tiene un valor mucho menor en el mercado, pues 25 CUP equivalen a 1 CUC. Por tanto, todo asunto que requiera dinero debes realizarlo en CUC, será mucho más cómodo para ti.

Los principales centros de cambio son los aeropuertos y las CADECA, es decir, “Casas de Cambio” disponibles en todo el país y los hoteles. Puedes ir cambiando poco a poco tu dinero o hacerlo de una sola vez, depende de tus planes de viaje, y de antemano te adviertimos que Cuba puede resultar costosa en ocasiones.

Con la moneda siempre debes tener cuidado cuando te entreguen un vuelto, por ejemplo, en los menús de los restaurantes que a veces tienen doble carta, una para cubanos y otra para extranjeros, y así en toda transacción.

Las tarjetas de crédito no son válidas en casi ningún sitio, excepto algunos restaurantes refinados y ciertas cadenas de tiendas, pero en general no se utilizan, es siempre mejor pagar en efectivo. En los cajeros automáticos puedes utilizar la tarjeta y cambiar directamente el dinero, pero no siempre funcionan del todo bien o no tienen suficiente crédito.

Viajar a Cuba
Barman prepara coctel en una de las paladares más famosas de La Habana.

Otra recomendación es cambiar directamente del euro, dólares o libras esterlinas, al CUC, nunca cambies a dólares primero, porque, a diferencia de otros países latinoamericanos, se pierde mucho con la transacción.

Por último, debes estar atento, porque el cubano tiene varias maneras de llamar su moneda. Puedes escuchar “pesos” para referirse a las dos monedas, porque, aunque lo hagan saben perfectamente en el momento si se habla de CUC o CUP, “fulas”, “baro”, o hasta “dólares,” ya que años atrás circulaba esta moneda libremente por el país, hasta “estilla” que es un término más vulgar. Es decir, siempre bien atento.

5. ¿Hoteles o Casas particulares?

La decisión del hospedaje depende de lo que desees. Cuando se viaja en grupo, las agencias de viaje en su mayoría incluyen el hospedaje en hoteles. Existen instalaciones en todo el país, de media y alta categoría, que son muy confortables, muchos son los llamados “todo incluido”. Si deseas pasar unos días en la playa, alejado del mundo, un hotel sería una buena opción.

Sin embargo, muchos prefieren el hospedaje en “casas particulares,” no solo porque los precios son mucho más económicos, sino también porque la experiencia se puede tornar muy reveladora e interesante. El hecho de compartir con los cubanos en sus casas y de ver su realidad más de cerca atrae a los viajeros.

También puedes reservar en hostales que son un punto intermedio entre uno y otro, es más pequeño y económico que un hotel, pero no tanto como las casas particulares.

Viajar a Cuba
Coche antiguo recorre el Malecón de La Habana al atardecer.

Lo cierto es que en todos los casos encontrarás variantes, hoteles y casas más confortables que otras. A veces, por el mismo precio encuentras casas particulares muy bien condicionadas y otras no tanto, así que te recomendamos buscar siempre en Internet antes de reservar, leer las opiniones y ver las fotos.

Una advertencia: muchas agencias de viajes como Airbnb no funcionan desde Cuba, es decir, que no puedes desde este país reservar a través de ellas. Así que planifica bien tu estancia antes de llegar, porque según el momento del año hay más o menos disponibilidad y los precios varían.

6. Internet

Cuba poco a poco está abriendo sus puertas al mundo, pero todavía los cubanos no tienen Internet en los móviles, ni la Wi-Fi está disponible en cualquier sitio. Hay varios puntos en La Habana y en el resto del país, sobre todo en los parques más céntricos de las ciudades, donde se encuentra la llamada Wi-Fi Nauta de ETECSA. Esta es la única empresa de telecomunicaciones del país y en sus sucursales se compran tarjetas para poder conectarse.

La conexión muchas veces no es rápida, nunca como estamos acostumbrados en otros países, pero es posible comunicarse con familiares y amigos o revisar asuntos de trabajo. Existen líneas telefónicas extranjeras que funcionan en Cuba, pero a costos mayores, por eso te sugerimos que te informes antes de partir, si, por ejemplo, debes trabajar durante tu viaje.

Aprovechamos para comentarte que esta desconexión es uno de los aspectos que más valoran algunos visitantes. Es la oportunidad de vivir en otra realidad, distanciados de las redes sociales y la obsesión tecnológica que hoy impera en el mundo.

Viajar a Cuba
Niños cubanos posan para fotos en el Parque Lennon del barrio habanero del Vedado.

Otras recomendaciones:

  • Debido a la falta de Internet en Cuba, no funciona Google Maps en los celulares. Por ello, te recomendamos descargar antes de llegar un mapa de Cuba o GPS offline que te permita moverte por todo el país.
  • Otra sugerencia es que, si planeas rentar un auto, lo hagas con anticipación desde tu país. A veces la disponibilidad es mínima, e incluso tus reservaciones pueden ser revocadas. Por eso, intenta hacer el trámite con tiempo a través de Cubatur, Rex, Habana Autos y otras pequeñas agencias donde también puedes reservar. Los precios varían, dependiendo de la temporada del año.
  • Antes de emprender viaje, recuerda también llevar en tu maleta todo lo indispensable, porque hay productos que a veces son difíciles de encontrar o muy costosos. Nos referimos a artículos de aseo personal, el protector solar, el repelente contra los insectos, un pequeño botiquín y un transformador para cargar tus teléfonos y tabletas, porque la mayoría de los conectores en el país son de dos espigas planas.

Prepárate antes de viajar a Cuba

Como te decíamos, en Cuba el tiempo corre diferente. Así que prepárate bien antes de viajar, aunque siempre te encontrarás con sorpresas, unas más gratas que otras, pero lo importante al final es que las descubras tú mismo, que nadie te lo cuente.

En general, los visitantes son muy bien recibidos en Cuba y es uno de los países más seguros del continente. Así que planifica tu viaje, infórmate con antelación y tendrás una estancia más tranquila.

¡Compártelo con tus amigos!