Sentimiento de culpabilidad en los perros

Es la singular mirada que conocemos perfectamente todos aquellos que hemos tenido perro alguna vez. Cuando llegamos a casa, nos percatamos del “regalito” en la alfombra o de algún zapato destrozado por los mordiscos y entonces aparece nuestra mascota con la auténtica expresión de saber que algo mal ha hecho, solo que no es así.

Esa auténtica expresión en los ojos de nuestro compañero canino no es culpabilidad, sino miedo. La información la brinda el estudio más reciente de la doctora Alexandra Horowitz, una verdadera especialista en procesos cognitivos de los perros, informa Business Insider Australia.

El sentimiento de culpabilidad

En su estudio, ‘Desambiguar la mirada culpable: claves de un comportamiento habitual del perro’, Horowitz llega a la conclusión que esa expresión tan cómica y a la vez enternecedora tiene que ver más con el miedo a nuestro disgusto que con lo que interpretamos como culpabilidad los seres humanos.

Al parecer, es poco probable que los caninos piensen de igual forma que nosotros. El cerebro de los perros es realmente diferente al humano aunque presenten muchas similitudes. Existen algunas investigaciones que demuestran que estas mascotas son capaces de recordar algunos eventos del pasado así como de planificar otros en el futuro, pero todavía no hay mucha evidencia sobre esto.

El asunto es que el sentimiento de culpabilidad implica recordar un evento del pasado y aceptar que hemos actuado de forma incorrecta. Para ello no solo es necesario pensar en términos relacionados con el lenguaje, sino también hacerlo a un nivel de abstracción que probablemente los perros no tienen.

¿Por qué entonces nos parece que se trata de una mirada de culpabilidad? La doctora explica que es más un caso de cómo nosotros tendemos a encajar cualidades y conductas humanas en nuestras mascotas. Esta antropomorfización no solo es un tema de cariño. Es necesario hacerla.

Cuando a nuestro hogar llega un perro, muchas de sus conductas nos resultan incomprensibles. Expresar esas conductas en términos relacionados con el lenguaje humano nos ayuda a entender y predecir mejor las acciones del animal, un factor que además es crucial en su educación.

¡Compártelo en tus Redes!