Trucos para solucionar las humedades en casa

La acumulación de humedades en casa puede deberse a los materiales con que está fabricada la vivienda, a la falta de una ventilación adecuada y al clima. Es muy desagradable ver esas manchas que se forman en las paredes y en los rincones, pero lo peor es que suponen un riesgo para la salud, pues crean las condiciones idóneas para que proliferen los ácaros, el moho y los malos olores. Con el tiempo, las personas que viven en la vivienda pueden sufrir alergias e incluso problemas en el sistema respiratorio.

Afortunadamente, existen métodos naturales que ayudan a combatir las humedades y a mejorar el aspecto de todos los espacios afectados, con lo que se evitarán problemas mayores.

Sin embargo, si los daños son graves y las estructuras ya están muy deterioradas, lo más recomendable es solicitar la ayuda profesional de expertos como Lemara Restauraciones, una compañía que cuenta con una experiencia de 22 años y es un referente en el sector de la construcción, en fugas de agua, trabajos de inyección y reparación de estructuras e impermeabilizaciones. En su página web https://www.lemara.es/causas-solucionar-problemas-humedad-las-paredes/ explican detalladamente cómo solucionar las humedades:

A continuación, te contamos los trucos caseros para combatir las humedades en casa:

Vinagre blanco

Este producto tan natural y que todos tenemos a mano es uno de los mejores para eliminar el moho y la humedad en el hogar. Es posible utilizarlo en las paredes donde la humedad no es muy profunda, en las bañeras e incluso en la ropa. Por otra parte, también resulta una buena solución para eliminar el olor a humedad en el interior de los armarios.

Ingredientes:

  • Media taza de vinagre blanco (unos 125 ml).
  • Un cuarto de taza de agua (62 ml).
  • Una botella que tenga atomizador.

Se debe diluir el vinagre con el agua y verter la mezcla en la botella. Después, agitarla bien y rociar el líquido sobre las manchas producidas por la humedad. Tras dejarlo ventilar, repetir la aplicación durante una semana. En el caso de que las humedades sean muy difíciles, se puede utilizar el vinagre directamente sin diluir.

humedadesNo hay que cubrir la humedad

Muchas personas suelen ocultar las humedades de las paredes colocando un mueble delante u otros elementos ingeniosos. Sin embargo, esto impide que el aire circule y, con el paso del tiempo, el moho prolifera todavía más. Lo más recomendable es apartar los muebles, dejando espacio para que la ventilación sea la correcta. Por otra parte, abrir las ventanas cada día es una forma muy sencilla de impedir que se acumulen los ácaros y el moho.

Pintar sobre la mancha de humedad sin haberla eliminado también es un error. Si no se soluciona el origen del problema, las humedades reaparecen.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es otra alternativa natural y económica para combatir las manchas de humedad, el moho y el mal olor. No es un producto agresivo, cuenta con propiedades antifúngicas y antibacterianas y tiene un gran poder de absorción.

El procedimiento es simple: solo hay que frotar el bicarbonato sobre las zonas afectadas, dejar que actúe durante dos horas y retirarlo después con la ayuda de un cepillo. Otra opción es repartir el bicarbonato de sodio entre diversos recipientes y colocarlos en los armarios que también tengan problemas de humedades.

Bórax

El bórax tiene propiedades fungicidas, elimina los hongos parásitos y, a diferencia de lo que ocurre con la lejía, no resulta tan agresivo con el medio ambiente. Puede utilizarse de diversos modos en la limpieza del hogar, pero también ayuda a combatir el moho.

humedad cocinaPara manipular esta sustancia es necesario utilizar guantes, no hay que olvidarse de ellos. A continuación, diluir una cucharada de bórax en dos litros de agua. Hay que aplicarlo sobre las manchas de humedad con un cepillo y dejarlo reposar durante media hora. Después, es conveniente quitar el exceso de humedad pasando un paño limpio.

Tender la ropa fuera de casa

Por último, es preciso hacer referencia a este error que se suele cometer muy a menudo y que es importante evitar para combatir las humedades. Tender la ropa en el interior de la vivienda facilita la proliferación del moho y de los malos olores, ya que se absorbe la humedad. Por otra parte, la ropa no se seca del modo adecuado y queda en ella un olor desagradable que no se elimina con facilidad.

¡Compártelo en tus Redes!