Suicidio emocional

Dos suicidas, tu y yo.
Otra vez, cara a cara, frente al vacío
cuando se separan nuestros cuerpos,
frente al silencio maldito del adiós,
que no logramos, nunca, lo sea del todo.

Quién sucumbirá primero, esta vez,
al “en línea” del whatsapp,
lanzando el primer dardo a la diana,
escupiendo sus verdades con iconos,
arrugando el corazón con sus reproches,
que recuerdan, que quererse, no basta,
y, sin embargo, es lo que a pesar de no ser suficiente,
nos arrastra, cual tsunami, a un “último” café,
y dejarlo todo claro,
para marcharme definitivamente de tí,
y tu de mí.
Para cerrar con llave nuestros corazones,
rotos por enésima vez,
que no son más, a estas alturas, que rastrojos.

Dos suicidas, tú y yo.
Y el precipicio.

Ya solo queda, tocar fondo.

Y una canción que abre mi particular “caja de pandora”. Gracias Sofia Ellar por esta preciosa canción: Segundas partes entre suicidas. Disfrutadla: https://youtu.be/kJFaKPjLChU

Reyes

¡Compártelo en tus Redes!