Tablas en el Geoffroy-Guichard

Una diana de Robert Beric en el 75' puso fin a la excelente dinámica del Olympique de Marsella en un evento bajo la nieve. 

Tablas en el Geoffroy-Guichard

El Olympique de Marsella de Rudi García no pasó del empate 2-2 en su visita en el Estadio Geoffroy-Guichard de Saint-Étienne (Francia) con una intensa nieve como auténtica protagonista. Este resultado no favorece a los visitantes en su pugna por entrar en la próxima edición de la Liga de Campeones de forma directa. Un tanto del esloveno, Robert Beric, en el minuto 75 de encuentro privó a los hombres de Rudi García seguir con la buena racha de resultados cosechados en las últimas fechas. En los instantes finales, los de Marsella gozaron de hasta cinco ocasiones de llevarse los tres puntos, aunque el cuero no quiso entrar.

Emocionante primer acto

El partido arrancó con un ritmo muy elevado, ya que el cuadro visitante tocó el esférico con sentido a través de sus hombres de arriba: Florian Thauvin, Morgan Sanson, Dimitri Payet y Valère Germain. Gracias a estas combinaciones, los pupilos de Rudi García abrieron el fuego 0-1. Florian Thauvin empalmó al fondo de las mallas un servicio del nipón Sakai desde el costado izquierdo.

Con este inesperado tanto, los locales no se arrugaron y en su primera llegada nivelaron el evento 1-1. Kevin Monnet-Paquet definió raso una buena asistencia de Romain Hamouma tras un rebote dentro del área para poner contra las cuerdas a un conjunto que estaba en una racha victoriosa.

Después de esta diana, el Olympique de Marsella se puso las pillas sobre todo en la parcela ofensiva y encerró a los locales. Poco después, el bloque de Rudi García se volvió a adelantar en el electrónico 1-2. Morgan Sanson remató a la red un centro de Bouna Sarr, que realizó una gran incursión por la banda derecha. Sin embargo, al filo del descanso, el arquero titular del Marsella, Steve Mandanda, sufrió una lesión muscular cuando iba a sacar de puerta y se sintió obligado a abandonar el duelo. En su lugar entró Yohann Pele.

Robert Beric evitó el triunfo visitante

Tras la reanudación, el ritmo fue bajo y esto favoreció al Saint Étienne, pues el Olympique de Marsella se quedó en campo propio. A partir del minuto 60, el Saint Étienne llevó las riendas del juego. Tuvo dos llegadas al arco defendido por Yohann Pele, aunque sin consecuencias para los discípulos de Rudi García.

Los locales efectuaron tres cambios entre ellos la entrada del ariete esloveno Robert Beric. El esloveno aprovechó su gran envergadura y su buena técnica para poner en apuros a los centrales visitantes. Prueba de ello, fue el gol que equilibró la balanza 2-2. Robert Beric introdujo con el pecho un servicio de Jonathan Bamba desde el flanco derecho.

En la recta final, el Olympique de Marsella tuvo hasta cinco opciones para ganar el duelo entre ellos, un tiro de Florian Thauvin, que Stéphane Ruffier puso la manopla para evitar el tercer tanto del Marsella.

Finalmente, los locales salieron contentos del rectángulo de juego, mientras que el Olympique de Marsella perdió una oportunidad de oro para distanciarse de sus directos perseguidores: Olympique de Lyon y AS Mónaco.

Joan Antoni Perelló

¡Compártelo con tus amigos!