¿Realmente estamos dejando de leer libros de papel?

Aunque plataformas como Netflix, Facebook y otros medios de entretenimiento digital compiten cada vez más por obtener la atención de las personas, el gusto de los estadounidenses por leer libros (de los que se agarran con las manos) está bastante lejos de desaparecer, según indica una investigación hecha por el Pew Research Center.

Libros electrónicos vs. libros impresos

En Estados Unidos, el 66% de los adultos afirma haber leído al menos un libro impreso durante el último año; la misma proporción que se registró en 2012. Si sumamos los libros electrónicos, en especial los libros pdf y audiolibros, el número de personas que asegura haber leído en medio impreso o digital en el mismo período se incrementa a un 73%, mientras que en el año 2012 llegó al 74%.

El año pasado, el 28% optó por la lectura de un libro electrónico y el 14% manifestó que había escuchado un audiolibro.

Las cifras demuestran la capacidad de resistencia que tienen los libros de papel“, dijo Lee Rainie, director de Internet, ciencia y tecnología del Pew Research Center.

“Cuando se popularizaron los libros electrónicos, hace unos cinco o seis años, muchas personas pensaban que los libros impresos tenían los días contados, pero nuestros datos demuestran lo contrario”, agregó Rainie.

Cambios en los medios digitales

Ese 28% de lectores de libros digitales en 2016 ha permanecido relativamente estable desde 2014, pero lo que sí está cambiando es la forma en que se están consumiendo estos productos electrónicos.

Sobresale un incremento significativo de tabletas y móviles que están siendo utilizados para la lectura de libros en los últimos cinco años: El 13% utilizó su teléfono móvil para leer en 2016 frente a un 5% que hizo lo mismo en 2011. Un comportamiento similar sucede con las tabletas: el 15% leyó en estos dispositivos el año pasado, en comparación con un 4% registrado en 2011.

Predomina el impreso

El informe señala que mientras el 6% sostuvo que solamente leyó libros digitales, el 38% dijo haber leído solo en formato impreso.

No obstante, un 28% está combinando la lectura entre electrónicos e impresos, lo que indica que los más apasionados a la lectura aceptan su próximo texto en cualquier formato.

“Desean que los libros estén disponibles de cualquier forma”, explicó Rainie. “Leerán un libro digital en el metro lleno, descansarán leyendo un libro impreso cuando les provoque y se irán a la cama con su tableta”.

Para la elaboración del estudio de Pew Research Center participaron en total 1520 adultos estadounidenses entrevistados vía telefónica entre el 7 de marzo y 4 de abril de 2016.

Y tú, ¿qué formato prefieres para leer libros, digital o impreso?, déjanos saberlo en la sección ‘comentarios’ más abajo.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR