Esto sucedería si todos los estadounidenses se volvieran veganos

Un efecto negativo en la salud pública se presentaría si todos los habitantes de Estados Unidos optaran por consumir únicamente vegetales. Así lo asegura un reciente estudio publicado por la Academia Nacional de Ciencias de ese país.

De acuerdo al estudio, centrado en el impacto nutricional y ambiental que tendría la exclusión de los animales en la dieta y la agricultura, esto generaría inicialmente un incremento del 23% en la cantidad de alimentos disponibles, dado que los granos utilizados como alimento de animales pasarían a ser ingeridos por las personas.

¿Desequilibrio?

En consecuencia, el cuerpo humano recibiría mayor proporción de algunos nutrientes importantes. No obstante, los especialistas advierten que disminuirían consideablemente otros nutrientes esenciales derivados de los animales como las vitaminas A,D y B12, el calcio y algunos ácidos grasos (araquidónico, eicosapentaenoico y docosahexaenoico).

Muchos de estos nutrientes han evidenciado su relación con la reducción del riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, trastornos ligados con el desarrollo cognitivo en los bebés, afecciones visuales, entre otras dolencias.

“Hay algunos requisitos nutricionales que no podemos obtener simplemente al consumir alimentos derivados de plantas”, aseguró Mary Beth Hall, coautora de la investigación.

Un reto colectivo

Aunque el estudio no contempló la opción de tomar suplementos, y evaluó exclusivamente el consumo de alimentos, los investigadores admiten que a nivel individual se puede vivir de manera saludable con una dieta vegana, pero llevarla a magnitudes colectivas resultaría complicado.

“Es completamente posible satisfacer los requerimientos nutricionales individuales de los seres humanos con raciones basadas en plantas cuidadosamente seleccionadas y sin suplementos, pero esto puede ser un desafío para una población completa”, explica el informe.

Impacto ambiental

El 49% de las emisiones de gases agrícolas en Estados Unidos provienen de los animales, pero un país donde existan 320 millones de veganos disminuiría las emisiones de gases de efecto invernadero en un 28%. Es decir, las emisiones anuales pasarían de 623 a 446 millones de toneladas.

Por otra parte, los terrenos de la industria ganadera quedarían disponibles para cultivos. Eso incrementaría el volumen de desperdicios agrícolas y eliminaría a los animales que comen gran parte de estos. Según los cálculos de los expertos, quemar los sobrantes de desechos adicionaría a la atmósfera cerca de 2 millones de toneladas de carbono. También aumentaría la demanda de productos fertilizantes y a su vez bajaría el suministro de estiércol.

¡Compártelo en tus Redes!