Un solo español produce 20 kilos de residuos electrónicos al año

Un solo español produce 20 kilos de residuos electrónicos al año

En una sociedad en la que abundan programas, iniciativas y diferentes planes para la recolección y reciclaje de residuos, es más que evidente inferir que los seres humanos generan cada día mayores cantidades de desechos.

En España, por ejemplo, uno de los retos para el Estado es controlar el volumen de los restos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), que crece anualmente. Se entiende por basura electrónica todos aquellos equipos o componentes que han llegado al final de su vida útil, que van desde refrigeradores hasta máquinas expendedoras, según las categorías detalladas en el Real Decreto 110/2015.

El informe Global E-waste, de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU), destaca que España es el quinto país de la Unión Europea que produce más desperdicios electrónicos.

En promedio, tal y como lo señala este estudio, cada español genera alrededor 20 kilogramos de “chatarra electrónica” al año, lo que, sumando cada uno de sus habitantes, da un total aproximado de 930.000 toneladas. Estas cifras suponen un aumento de 17%, si se comparan con la de hace cuatro años, y 43% respecto a los últimos ocho.

chatarra electrónicaPara la UNU estos números son verdaderamente inquietantes. Y es que la investigación revela que el ritmo con el que los españoles botan sus aparatos electrónicos es tres veces más alto al porcentaje de desperdicios urbanos. A nivel mundial, en 2017, se generaron unos 45 millones de toneladas, lo que evidentemente supone un impacto negativo en el medio ambiente.

El reciclaje: una opción “verde” para los españoles

No obstante, a pesar de los niveles que han preocupado a la UNU, los ciudadanos se han vuelto conscientes en lo que al reciclaje y tratamiento de desechos se refiere, así lo asegura una investigación del Observatorio Cetelem.

Por otro lado, teniendo en cuenta los datos ofrecidos por la Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos y la Fundación Ecotic, en el último año aumentaron los índices de reciclaje de este tipo de residuos, llegando a alcanzar los 33.925.588 kilos.

Aunque en 2017 se lograron gestionar 247.000 kilos de aparatos electrónicos inutilizados, 5,30 kilos por cada español, todavía falta mucho camino por recorrer para su adecuado tratamiento.

reciclaje y tratamiento de desechosLa Directiva 2012/19/UE sobre RAEE establece un conjunto de normas y los estándares mínimos que cada nación debe seguir en cuanto a las operaciones generales de gestión de residuos. España cumple con los requisitos mínimos, pero todavía un 60% no se gestiona adecuadamente y termina mezclado con otro tipo de basura.

El tratamiento de estos restos continúa siendo un tema de principal importancia para los españoles “conscientes”, lo que ha traído consigo la aparición de empresas como smv, especializadas en la clasificación, recogida, transporte y eliminación de desechos electrónicos, que se realiza en varias etapas, evitando impactos negativos en el medio ambiente.

El futuro del reciclaje

Todos conocen los beneficios de reciclar cualquier tipo de material, pero quizá ignoran los peligros de que los residuos electrónicos se mezclen con la basura común. En ellos generalmente se encuentran hierro, acero y químicos que contaminan el aire y el suelo, representando un peligro para la salud.

Pero los españoles han puesto en marcha algunas iniciativas para tratar de disminuir la mayor cantidad posible de estos, como la campaña “Otro Final es Posible” que tuvo lugar en Asturias y mediante la cual se logró recolectar, a través de la Fundación Ecotic, al menos, 1.900 kilogramos de residuos para su posterior reciclaje.

En España los móviles en funcionamiento produjeron 1.4 millones de toneladas de CO2 en 2017Si se toma en cuenta la cantidad de móviles, tabletas, ordenadores y demás equipos que diariamente son desechados de manera inadecuada, se puede estimar el daño que producen al medio ambiente.

En España los móviles en funcionamiento produjeron 1.4 millones de toneladas de CO2 en 2017 y, cuando acaba su vida útil, son capaces de contaminar el suelo con hasta 40 materiales tóxicos como arsénico, plomo, trióxido de antimonio, selenio, cromo, cobalto, mercurio y otros elementos químicos, siendo la batería su parte más contaminante, pues podría infectar hasta 60.000 litros de agua.

Definitivamente la gestión eficiente de residuos es un tema para seguir perfeccionando a futuro, bien sea a manos de empresas especializadas, como por parte de cada ciudadano en España y el mundo.

¡Compártelo con tus amigos!