Los tribunales federales de la injusticia están en Comodoro Py al 2002

Los tribunales federales de la injusticia están en Comodoro Py al 2002, ¿Por qué digo esto? Muchas razones, veamos algunas.

En éstos tribunales federales, ciertos jueces consideran a esos funcionarios del poder gobernante imputados en alguna causa como rehenes. Claro, eso es para dentro de sus juzgados, puertas afuera eso no se reconoce.

En estos tribunales federales, jueces y fiscales casi nunca investigan y menos llevan a juicio a los que ostentan el poder económico.

En estos tribunales federales no se investigan a los funcionarios que están gobernando, generalmente los dejan actuar con total impunidad, pero una vez terminado su periodo o mandato, prácticamente se lo “comen vivo”. Un fiscal puede tener escondido en un cajón una causa, pero cuando nota que un funcionario está perdiendo poder, llama al celular de un periodista y le cuenta que va a pedir que se lo llame a indagatoria, por qué quieres ser el primero que pidió su indagatoria como contó el periodista Hugo Alconada Mon del Diario La Nación.

En estos tribunales federales, un juez puede mandar a la guillotina a un mandatario presidencial, pero siempre se siente en el paredón de fusilamiento. Será por eso que cierto juez federal siempre dice cuando cree que está en peligrosidad puesto, “vos querés que yo le toque el bigote al tigre?”.  

En estos tribunales federales, algunos abogados desconocidos por la mayoría de las personas, pero con mucha llegada a determinados jueces, logran el sobreseimiento de aquellos clientes imputados dispuestos a pagarles miles de dólares en efectivo.

En estos tribunales federales, los servicios de inteligencia, en su momento la SIDE como ahora la AFI, se mueven como perro por su casa, aquí, jueces, fiscales, camaristas y hasta periodistas gastan chistes sobre que cada magistrado se guía por su propio código procesal.

En estos tribunales federales reina la impunidad, aún así, hay funcionarios judiciales que avanzan en causas sensibles.

En estos tribunales federales la Cámara Federal de Apelaciones se divide en dos salas, la llamada “independiente” y la sala “Racing”.

En estos tribunales federales los verdaderos protagonistas son los operadores, encargados de llevar desde dinero, hasta mensajes, favores prebendas, ascensos, viajes etc.

En estos tribunales federales por años los juicios por posibles delitos contra la administración pública quedan dormidos, pero se “despiertan” con cada cambio de color político en el gobierno. Se puede decir esto ya que por ejemplo, solo se dictaron entre dos y cuatro condenas por año durante la gestión kirchnerista de 2003 a 2014 pero que pasaron a 16 en un solo año, 2015, cuando estaba terminando el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner .

En estos tribunales federales, tanto jueces como camaristas reconocen como a  su verdadero jefe al operador.

Un sistema perverso, pero que solo es posible gracias a la Suprema Corte, el Consejo de la Magistratura y el poder Ejecutivo que toma decisiones en base a su conveniencia. ¿Justicia para todos? No es lo que parece.

Alejandro Correa

Fuente Despertar Judicial, Hugo Alconada Mon

¡Compártelo en tus Redes!