10 trucos caseros para la limpieza del coche
Man worker washing car's alloy wheels on a car wash

¿No tienes tiempo de llevar a tu coche a un servicio de lavado profesional ? Aquí te mostramos 10 consejos caseros, económicos y efectivos para mantenerlo impecable por más tiempo entre lavado y lavado.

Acondicionador de cabello para dar brillo

Si lavas tu coche con un acondicionador para el cabello que contenga lanolina, obtendrás un efecto encerado que, además de verse como recién salido del lavadero, ayudará a repeler la lluvia.

Limpia los parabrisas con Coca Cola

Los refrescos tipo cola son ideales para eliminar polvo y suciedad pegados al parabrisas. Tan sólo debes ser precavido con dos cosas:1) pon una toalla o trapo absorbente en la parte inferior del parabrisas para proteger la pintura del capó del efecto corrosivo del refresco y 2) enjuaga bien el parabrisas luego de la limpieza para eliminar el azúcar restante y que el vidrio no quede pegajoso.

Limpiavidrios para los faros

Mantén los faros pulidos aplicando limpiavidrios y frotando vigorosamente con un trapo.
Toallitas húmedas para bebés para las ventanas. Limpia el parabrisas y las ventanas del coche frotándolas con toallitas para bebés. El efecto eseficaz e inmediato.

Bicarbonato de sodio para el lavado general

Vierte ¼ taza de bicarbonato de sodio y ¼ taza de lavavajillas en 3 litros de agua y guárdalo en una botella bien cerrado.

Esta mezcla servirá como jabón concentrado para cuando quieras lavar tu coche y darle un
efecto como recién salido del lavadero. Tan sólo vierte una taza de esta mezcla por cada cinco litros de agua tibia, mezcla y procede a aplicarlo vigorosamente con una esponja. Aclara bien y ¡voilà!

Queroseno para impermeabilizar

Añadir 1 taza de keroseno a un cubo de 5 litros de agua y aplica la solución sobre tu coche con una esponja. No hace falta enjuagar.

Esto cubrirá a tu coche con una superficie impermeabilizante que protegerá a tu coche de la inminente oxidación que irá sufriendo a lo largo de los años.

Aceites esenciales para aromatizar

Si quieres un ambientador de coche natural y personalizado, coge una pinza de ropa de
madera y aplícale algunas gotas de tu aceite esencial favorito (¡o combina varios a tu gusto!). Conecta la pinza de ropa al respiradero del coche. Cada vez que enciendas el acondicionador de aire, tu coche se inundará de aromas.

Aceite de oliva para los asientos de cuero

Esto podría sonarte extraño, pero el aceite de oliva es en realidad una gran herramienta para la limpieza y nutrición de los asientos de cuero. Lava el asiento de cuerpo con jabón neutro. A continuación, frota una pequeñísima cantidad de aceite de oliva en el mismo, deja actuar 5 minutos y frota nuevamente con un paño seco y limpio. Déjalo secar por algunas horas antes de volver a sentarte.

Limpia el tablero con un cepillo de dientes

El tablero del coche está lleno de recovecos que son difíciles de alcanzar con una esponja o un paño. Para eliminar la suciedad de esos rincones y ranuras, utiliza un cepillo de dientes.
Cuanto más pequeño sea, más rincones difíciles podrás alcanzar.

Pasta de dientes para los faros

Debido a su increíble eficacia, este truco es bastante popular: tan sólo debes frotar pasta de dientes (la que viene como una pasta blanca, no la que viene como un gel), dejar actuar unos minutos y enjuagar. ¡Tus faros se verán como nuevos!

StarOfService

¡Compártelo en tus Redes!