10 Trucos para montar una Candy Bar en condiciones

Las mesas de chuches o Candy Bars se han convertido en una moda para cualquier fiesta infantil que se precie.

Los Candy Bar son elementos que se utilizan cada vez más en nuestra cultura de celebraciones

En fiestas de cumpleaños, bautizos, comuniones, e incluso bodas, una Candy Bar se ha vuelto imprescindible como colofón a la celebración de un evento de importancia, ya sea más formal o más relajado. Se trata de un complemento divertido y apetecible, que a primera vista parece sencillo de montar si se hace directamente en casa, pero no lo es tanto, si queremos que quede espectacular y que atraiga a los invitados. Aquí van unos trucos y consejos para conseguir montar la Candy Bar perfecta.

Crear una Candy Bar en casa es ahora más sencillo

Montar una mesa de chuches que quede perfecta y pueda lucirse para cualquier celebración, es ahora más fácil siguiendo nuestros consejos de montaje. Para empezar, es importante elegir una buena mesa que no sea excesivamente grande, ya que resultaría bastante más difícil de llenar con surtidos de dulces, golosinas y globos. Una mesa grande algo vacía, no queda bien estéticamente.

Igual que en un buffet elegante, crear alturas con los diferentes productos que se van a consumir, queda muy bonito y hace que la Candy Bar sea atrayente para ir a escoger golosinas y dulces. Se pueden crear diferentes alturas poniendo encima de la mesa principal cajas de cartón forradas con tejidos de colores suaves. El resultado al colocar las chucherías será siempre espectacular. Hay muchos ejemplos en redes como Pinterest, donde se publican cientos de ideas para montar este tipo de mesas dulces.

Además, adornar la mesa con algún elemento decorativo como un espejo, algún adorno de sobremesa: una caja de madera, unas velas, etc., o un centro de flores es también una buena idea. Otra manera de adornar una mesa de Candy Bar consiste en tematizarla. Ésta es una tendencia muy actual que las hace más atractivas y que se montan para celebrar ocasiones especiales: adornos de Navidad, de Halloween, para celebrar una comunión, etc. Las mesas tematizadas triunfan en cualquier evento, incluso en aquellos  que no son tan infantiles.

Es también importante elegir una gama cromática única para las mantelerías, ya sean los tejidos de color anaranjado, verde, azul o rosa, siempre de las tonalidades más claras a las más oscuras, hay que respetar el color elegido.. Mezclar diferentes colores no queda estéticamente bien. Si optamos por mantelerías estampadas, con cuadros, rayas, flores, etc., es importante también mantener la coherencia y que todos los tejidos se conjunten con armonía.

Hay mesas que, por su belleza, no necesitan ser cubiertas con mantelería para poder exhibirlas. Las mesas de escritorio, o las rústicas de comedor, o una cómoda con toques clásicos, son tan bellas que no requieren más artificios. Pero si decidimos poner manteles para protegerlas, hay que evitar utilizar mantelería de plástico, puesto que queda bastante antiestética.

Llega la hora de las chuches y de los globos

A la hora de elegir qué vamos a servir en la Candy Bar, también podremos seleccionar en qué fuentes vamos a servir los productos que hayamos elegido para ofrecer a nuestros invitados. Los botes y fuentes de cristal quedan muy bien. Son transparentes y se puede ver lo que hay en su interior. Adornados con un lazo o con unas flores secas, el resultado es muy atractivo y “entra por los ojos”.

Respecto a las golosinas que vamos a comprar, es muy recomendable elegir siempre aquellas que no tengan ni gluten ni grasas saturadas, que siempre serán más saludables. Dependiendo de los invitados a la fiesta, se elegirán en torno a 10 ó 15 piezas por invitado. Unos coloridos cupcakes quedan también muy bien y son muy apetecibles. La mesa puede completarse con una tarta, vasos, platos y cubiertos, que en este caso sí que pueden ser de plástico, con motivos y dibujos divertidos.

Respecto a la elección de globos, éstos pueden ser lisos o con dibujos, pero siempre en consonancia con la mantelería elegida para el Candy Bar. Hinchados con helio, son resistentes, no explotan fácilmente y resultan muy útiles y atractivos para enmarcar mesas de chuches. Hay muchas tiendas que nos pueden surtir de globos que se inflan con helio, además con la ventaja de no tener que salir de casa. Es el caso, por ejemplo, de  www.comprarhelioparaglobos.com, quienes cuentan con un amplio catálogo de bombonas de helio y globos para estas mesas dulces.

Algunas personas, también se decantan por banderines de colores con el nombre de la persona homenajeada o bien con el evento a celebrar. Todo puede tener cabida y quedar bien, siempre que se monte una mesa bien conjuntada y con buen gusto en cada toque personal.

Colocar una mesa Candy Bar resulta sencillo con estos trucos de decoración al alcance de cualquiera. Se trata de utilizar mobiliario y mantelería que ya tenemos en casa, combinarlo bien y con gusto, y adquirir dulces y chucherías para nuestros invitados para lucirnos y celebrar ocasiones especiales. Tanto adultos como niños, se divertirán y disfrutarán de las delicias de una buena mesa surtida con apetecibles golosinas.

¡Compártelo con tus amigos!