La alemana Johanna Ruf, quien es considerada como la última sobreviviente entre las personas que vivieron en el búnker de Adolf Hitler, ha publicado un libro de memorias en el que narra cómo transcurrieron allí los días finales del Tercer Reich, que derivaron en el suicidio del führer y otros cabecillas del régimen nazi.

Durante su adolescencia, la mujer de 88 años, se desempeñó como enfermera atendiendo a los soldados alemanes lesionados durante el asalto del Ejército Rojo en la batalla de Berlín. Ruf relata episodios como el día en el que el ministro para la Ilustración Pública y Propaganda, Joseph Goebbels, le manifestó: “La victoria final está en la puerta”.

Pero en la puerta solo estaban los rusos“, contó la sobreviviente en un reportaje con el diario alemán Bild.

Foto: http://www.bild.de

“En el búnker de Hitler abofeteé al hijo de Goebbels”

En su obra detalla sus vivencias durante los primeros meses de 1945, narrando el día a día de lo vivido en el interior del último resguardo de los líderes nazis mientras se acercaban cada vez más las tropas soviéticas a la capital alemana. Uno de los acontecimientos narrados fue cuando le propinó una bofetada a Helmut, uno de los hijos del ministro Goebbels, por ser “un insolente”, según ella.

“Unas cuantas horas después, Helmut y sus 5 hermanos fallecieron tras ser envenenados por su propia madre en el búnker”, recuerda.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR