Unas vacaciones muy deportivas

Aprovechar el tiempo de descanso para cultivar el cuerpo tiene muchos beneficios.

Unas vacaciones muy deportivas

Cuando llegan las vacaciones, lo natural es pensar en pasar todo el día tumbado en una hamaca junto a la playa. Y está bien, porque después de un año de trabajo te lo mereces. Aunque hay que reconocer que al final de las vacaciones volvemos a la rutina como si no nos hubiésemos ido. Y es que descansar no tiene porqué significar no hacer nada sino aprovechar el tiempo para escapar de la rutina.

Una de las mejores maneras de aprovechar las vacaciones es elegir un destino en el que se puedan practicar deportes. La mente se concentra en ello y es mucho más fácil dejar a un lado todo lo que nos ocupa el resto del año. ¿Quieres algunas ideas para disfrutar de unas vacaciones deportivas? Mira estas.

Campamentos juveniles en el extranjero

Si el problema que tienes es que no sabes qué hacer con los niños cuando tienen vacaciones, porque no es cuestión de que se pasen todo el día en casa sin hacer nada, la mejor opción son los campamentos juveniles. Si quieres que además mejoren su nivel de inglés, nada como un campamento internacional, donde tendrán contacto con chicos de otros países y podrán poner en práctica sus conocimientos del idioma.

Además, puedes hacer que desarrollen sus talentos deportivos de forma semi profesional, lo cual puede ayudarles a tomar una decisión sobre el camino que quieren seguir en la vida. Y es que muchos sueñan de pequeños con ser estrellas del deporte, aunque no todos lo consiguen. En parte, porque cuando pueden aprovechar la oportunidad no encuentran el estímulo necesario para enfocarse a la práctica deportiva.

En Florida tienes un campamento de primer nivel, donde se están formando jóvenes promesas del deporte. IMG Academy abarca todas las disciplinas deportivas y puede ser una estupenda experiencia para las vacaciones.

Aventura en familia

Si lo que te apetece es disfrutar con toda la familia, nada como los deportes de aventura. Hay una gran cantidad de opciones, así que puedes adaptar las actividades al nivel de cada miembro. Además, a los niños les encanta todo lo que tiene que ver con el agua y la naturaleza. Somos los adultos los que a veces nos resistimos a hacerlo, aunque luego nos lo pasamos igual de bien que ellos.

En España hay un montón de sitios en los que se puede disfrutar de la aventura. Uno de los más ligados al verano y el deporte de naturaleza es el río Sella, donde cada año se celebra la tradicional Fiesta de las Canoas. Aunque no hace falta que sea en la fecha exacta de esta fiesta cuando organicemos las vacaciones. Se puede disfrutar del descenso del Sella en canoa durante todo el año, junto a otras actividades para niños y mayores.

Mejorar en un deporte específico

Si te gusta una actividad deportiva en concreto y no tienes tiempo a lo largo del año para disfrutarla como te gustaría, las vacaciones son sin duda el mejor momento. Puedes tomar esas clases de tenis que siempre has querido, pero que nunca parecen tener su momento. Además de mejorar tu revés, ejercitas tus músculos y ponerte a prueba para el resto del año.

El deporte te ayuda a desconectar

Dedicar tus días de descanso a hacer deporte funciona de verdad como método de desconexión. Muchas veces estamos tumbados en la hamaca y no podemos quitarnos de la cabeza las cosas que habrá que hacer cuando volvamos a la rutina, lo cual agota enormemente. El deporte requiere concentración, de modo que la mente se despeja del estrés diario, y se descansa mucho más de lo que te puedes imaginar.

¡Compártelo con tus amigos!