Estaciones meteorológicas: ¿cuál es su verdadera utilidad?

Estaciones meteorológicas

Muchos ven las estaciones meteorológicas como aparatos complicados para uso exclusivo de expertos en el clima. No obstante estos instrumentos, que sirven para medir diferentes variables del tiempo, como la humedad, presión atmosférica, temperatura y otros elementos, tienen muchos beneficios que quizás pocos saben aprovechar del todo.

Su utilidad, por lo tanto, es poco conocida por los usuarios comunes aunque hay quienes se atreven a instalar algunas de las más sencillas en sus hogares para conocer los diferentes parámetros ambientales en tiempo real.

Hay que destacar que existen dos tipos de estaciones meteorológicas: las digitales, que se dividen en las de sobremesa, profesionales o semiprofesionales; y analógicas, cuyo funcionamiento ocurre a través de procedimientos mecánicos.

En tiendas especializadas online como altocúmulo.com pueden encontrarse algunos modelos caseros o profesionales con Bluetooth y conexión a internet. Entrando en http://www.altocumulo.com/comprar/instrumentos-meteorologicos/estaciones/ se pueden comparar funciones, precios y encontrar la más adecuada según cada necesidad.

conocer los diferentes parámetros ambientales en tiempo realLas estaciones meteorológicas pueden ser implementadas en diferentes ámbitos, más allá de para saber si un domingo de playa va a ser soleado o habrá lluvia. Tanto es así que se pueden ejecutar proyectos en base a sus mediciones. En Argentina, por ejemplo, instalaron una nueva estación meteorológica inteligente para automatizar las mediciones ambientales en el territorio provincial de esa nación, lo que les ayudará a predecir lluvias o periodos de sequía de forma más eficaz.

¿Prediciendo los cultivos?

Las estaciones meteorológicas son especialmente útiles en el mundo de la agricultura, ya que básicamente se usan para planificar riesgos a futuro. Recientemente en México, específicamente en la ciudad de Morelia, instalaron tres de ellas para prevenir daños en los cultivos y, en base a sus mediciones climatológicas, poder tomar decisiones que pudieran salvar plantaciones enteras de desastres provocados por la madre naturaleza.

Las actuales son capaces de hacer sus mediciones y enviarlas al móvil o a un ordenador en tiempo real. En el mundo del campo no solo son eficaces para prever lluvias, heladas o golpes de calor que puedan afectar las plantaciones, sino plagas y enfermedades; así como para realizar el cálculo de la evapotranspiración (que es la cantidad de agua en el suelo que vuelve a la atmósfera por la “transpiración” de las plantas) y balance de agua en los cultivos, monitoreo del suelo, sistemas de riego, fertirrigación y otros factores.

predicciones meteorológicasSi se avecina un golpe de calor, que suelen afectar negativamente los cultivos, reduciendo su producción, una estación meteorológica sería capaz de predecir este fenómeno, dando tiempo a los agricultores a que tomen medidas extraordinarias para salvar las plantas. Allí radica su funcionalidad.

Y es que con el pasar de los años las predicciones meteorológicas se han vuelto cada vez más precisas, con la adición de tecnologías de punta a las estaciones, que pueden medir microclimas en montañas, lagos y otros sitios donde, normalmente, los cálculos eran inexactos.

Y en el hogar, ¿para qué sirven?

En el hogar, como se mencionó anteriormente, también son utilizadas, aunque no en gran medida. Una de las grandes preguntas es: ¿para qué sirve una estación meteorológica en casa?

Estos aparatos son muy precisos. Una de sus funciones en el hogar es la de poder medir y controlar la temperatura; es decir, saber la cantidad exacta de humedad, frio, calor o sequedad a la que se está expuesto para, de esa forma, regular el termostato de manera óptima para conseguir el mayor confort.

medir y controlar la temperaturaPor otro lado saber el clima hará más fácil la elección de la ropa antes de salir de casa. Probablemente la mañana haya sido testigo de un sol radiante pero, de repente, comienza a llover, un mal día para haber escogido sandalias. Esto se puede evitar con las predicciones de las estaciones meteorológicas.

También se pueden compartir las mediciones con otros en las redes sociales y, por supuesto, tener todos estos datos posibilita la planificación en el consumo de calefacción y aire acondicionado, lo que supone un ahorro en las facturas de gas y electricidad.

Si bien se puede inferir en que su utilidad es puramente para fines científicos, muchos terminan usando una pequeña estación meteorológica casera para simplemente planificar un día o prever tormentas.

¡Compártelo con tus amigos!