Disponer de canapés abatibles en los dormitorios conlleva las siguientes ventajas

En los últimos años las tendencias en lo que a los dormitorios se refiere han ido variando considerablemente. Uno de los cambios más drásticos que se produjeron fue a raíz de la popularización del anime nipón en nuestro país, aspecto que dio pie a que muchas familias introdujeran en sus habitaciones los populares tatamis, aunque esta moda no duró mucho a causa de las incomodidades que suponían dichas camas sobretodo para las personas de avanzada edad que presentaban dificultades a la hora de levantarse por las mañanas.

Actualmente en los dormitorios españoles se está dando otra tendencia que sí se prevé duradera en el tiempo. Se trata de los canapés abatibles que llevan años peleando de tú a tú con las camas tradicionales tratando de arrebatarles el puesto que ocupan. Lo cierto es que poco a poco van consiguiéndolo, lo cual es fruto de las diversas ventajas que proporcionan a todos los propietarios e inquilinos que se decantan por ellos.

Tras adquirir un canapé abatible en una tienda como Colchones Aznar y proceder a su instalación en el respectivo domicilio se hace evidente la primera ventaja que aporta, la cual se resume en lo bien integrado que queda en la inmensa mayoría de habitaciones gracias a las líneas de diseño minimalistas y modernas de las que acostumbran a hacer gala este tipo de camas.

Ello es muy relevante para aquellas personas que le dan al interiorismo de su hogar la importancia que merece. Y es que entrar en el dormitorio sintiéndose satisfecho con lo que uno ve en él da pie a que el individuo incluso descanse mejor en comparación con otro que debe lidiar con una habitación que no es de su agrado.

Innegablemente una de las ventajas que más atrae a los consumidores es la del espacio adicional que proporcionan los canapés abatibles. Este aspecto adquiere una gran transcendencia sobretodo en los hogares cuyos metros cuadrados no abundan en demasía, agradeciéndose enormemente la disponibilidad de más espacio para almacenar todo tipo de elementos, desde ropa hasta los juguetes de los niños.

Pero, ¿es tedioso o difícil levantar la estructura superior que da acceso a dicho almacenaje? En absoluto, ya que el mecanismo de apertura se caracteriza por lo práctico, intuitivo y sencillo que resulta a la hora de utilizarlo no solamente para abrir el canapé, sino también al cerrarlo de manera suave sin que se produzca ningún golpe.

El mencionado arcón, adicionalmente, cuenta con un sistema de seguridad impidiendo que al permanecer abierto acabe cediendo con el riesgo que entrañaría para el bienestar físico del individuo que en ese preciso instante estuviera tratando con los elementos presentes en el interior del mismo.

Conviene destacar el hecho de que, a pesar del almacenamiento extra que supone disponer de un canapé abatible, ello no implica tener mucho espacio en la habitación si se opta por los de apertura frontal. Éstos últimos se elevan sin requerir distancia alguna respecto a la pared, factor que les lleva a ser más vendidos en las tiendas en comparación con aquellos cuyo mecanismo es de tipo lateral.

Todo lo comentado hasta ahora serviría de bien poco si los canapés abatibles no garantizaran un buen descanso. Sin embargo, todos los usuarios que optan por dormir en ellos se muestran encantados con el resultado, asegurando que incluso logran un mejor descanso respecto a aquel que obtenían con una cama tradicional. Ello es debido principalmente a la firmeza que es conferida al colchón por parte de la estructura, logrando de esta manera que la espalda, la nuca y todo el cuerpo en general se mantenga en una buena posición sin lidiar con una dureza excesiva.

Por otra parte, el colchón requiere un menor mantenimiento al ser colocado encima de un canapé abatible. Es por ello que suelen durar bastante más y, por ende, el propietario o inquilino no se ve obligado a sustituirlo cada pocos años con el desembolso que ello acarrea.

A su vez, el mueble en sí también está caracterizado por gozar de una vida útil muy longeva. Así pues, la inversión inicial que se precisa para la adquisición de las mencionadas camas es amortizada con creces independientemente del peso que se coloque sobre ellas, ya que hacen gala de una gran tolerancia en este sentido.

Todas las ventajas de los canapés abatibles que han sido sacadas a colación han dado pie a un incremento de sus ventas en los últimos años, amén de una gran satisfacción por parte de todos los usuarios que terminan decantándose por ellos al darse cuenta de los diversos beneficios que aportan. Ello ha ocasionado que cada vez se vean más dormitorios con un canapé abatible que no solamente es cómodo, sino que también presume de una gran practicidad a la hora de almacenar enseres sin presencia de polvo en su interior.

¡Compártelo en tus Redes!