¿Qué ventajas tiene un coche usado? ¿Merece la pena realmente?

Qué ventajas tiene un coche usado

Comprar un coche es una decisión financiera muy importante. De hecho, para la mayoría de consumidores, es la segunda decisión más importante tras la compra de una casa. Sin embargo, hay una forma bien conocida de comprar el mismo modelo que siempre hemos querido, a un precio mucho más ventajoso: los coches de segunda mano.

¿Por qué resulta económicamente tan conveniente?

En primer lugar, comprar un coche de segunda mano supone disfrutar del descuento en el valor que se ocasiona por el simple hecho de matricular el vehículo. Se calcula que un coche promedio pierde un 18 % de su valor solo por matricularlo. Por tanto, una persona que compre ese coche, estará obteniendo un producto que en lo que se refiere a su utilidad está inmaculado a un precio excelente.

comprar un coche de segunda manoA partir de ese momento, el vehículo se devalúa alrededor de un 10 % anual. Por tanto, la clave de hacer una buena compra es que el estado del vehículo no esté tan deteriorado como el descenso de valor que marca el mercado. El problema es cómo hacerse una idea realista del estado del coche.

Los expertos coinciden en que la mejor manera para hacerlo es combinar una prueba de conducción extendida con una revisión de un mecánico profesional. Por ejemplo, si vas a comprar coches usados a Hertz Rent2Buy, verás que tienen la opción de alquilar el coche durante unos días, sin compromiso de compra, para que puedas hacer todas esas comprobaciones. De esta manera, es mucho más sencillo conocer bien el estado del vehículo.

Además del descuento en precio que se obtiene por el simple hecho de que sea un coche usado, comprar un vehículo de segunda mano también supone una ventaja en relación con los impuestos.

comprar coches usadosTen en cuenta que comprar un coche de segunda mano implica pagar el impuesto de matriculación, que puede ser de hasta casi un 15 %, y el IVA que es un 21 %. Por otro lado, con un coche usado solo tienes que pagar el impuesto de transmisiones que suele ser menor del 8 %.

Si aplicamos estos porcentajes a una cantidad grande como la de la compra de un coche, las diferencias pueden ser importantes. Por tanto, a una diferencia de precio ya de por sí importante, se le añade la también favorable diferencia en el tratamiento fiscal.

Por supuesto, para que todo esto merezca la pena, el coche debe estar en un estado aceptable y no requerir constantes reparaciones que nos hagan pagar cantidades similares o superiores a las que nos hemos ahorrado.

garantía que te ofrece el vendedor sobre los coches usadosPor eso, también es buena idea preguntar por la garantía que te ofrece el vendedor sobre los coches usados que vende. Si encuentras algo que te convenza, es muy probable que en términos de utilidad – coste la compra sea mucho más eficiente que la de un coche nuevo.

¡Compártelo con tus amigos!