Entrar en el mundo de “Vinylo”, el soñador que vive, respira y muere por la gran pasión que lleva en la sangre: el rock and roll, significa realizar un recorrido por su pintoresco universo, rodeado de cuanta pieza alegórica a los Beatles pueda existir, resultado de más de treinta años de colección, fanatismo, admiración y hasta de idolatría hacia el que ha sido catalogado por la crítica como el grupo musical más importante de todos los tiempos.

Su creador, el ilustrador, artista, dibujante, y coleccionista bogotano Luis Alberto Villa Hinojosa, realizó la presentación del comic: “Vinylo, el incidente del oso”, el pasado 5 de mayo durante la Feria Internacional del Libro de Bogotá, ante un auditorio conformado por sus más cercanos amigos y como invitado especial y moderador el escritor Andrés Ospina.

La idea de Vinylo llega hacia el año 2009 y refleja la capacidad, destreza, autenticidad y talento innato del maestro Luis Alberto Villa, adquirido y perfeccionado durante su trayectoria profesional de casi cuatro décadas y en su paso por agencias de publicidad como Leo Burnett Colombia y FBC, por allá en los años noventa, cuando los programas de computador no eran tan avanzados y se requería dibujos hechos a mano y los storyboards, que son ilustraciones en secuencia para mostrar una historia.

Vinylo es un comic diferente, no es el tradicional de Disney o Marvel, tampoco es un cuento de ficción para niños, sus imágenes van más allá de los primeros planos o planos medios, es una historia llena de pistas ocultas que quiere dejar claro que el rock no ha muerto, recrea el ambiente musical con escenas de algunos videos de artistas como Ozzy Osbourne, así como la aparición de otros personajes en lugares donde nadie lo imagina, tiene numerosas historias pendientes por contar de su mundo ideal.

A lo largo de este maravilloso recorrido, el artista ha trabajado con productoras de comerciales y bajo la dirección de profesionales tan exitosos como Mario Motrotti y Felipe Aljure, sin dejar de lado nunca su admiración por los de Liverpool.

Esa pasión lo ha llevado a dibujar a sus ídolos en más de 100 ocasiones, en todas las técnicas, en múltiples tamaños y a exponer su obra, en galerías de arte de Bogotá como Escalera, en el CICA (Círculo Colombiano de Artistas), en la hostería Monte Luna, la que realizó al norte de Bogotá en 2012 a dos meses de la primera visita de Paul McCartney a Colombia, sin embargo, la que le ha dejado mayor satisfacción personal fue en 2015 en el Teatro Belaire.

¡El rock no ha muerto y de la mano de Vinylo seguirá contando sus historias!

Janeth Franco Silva

¡Compártelo en tus Redes!