Ciertas vitaminas B pueden proteger contra el riesgo de contaminación del aire

La ingesta dietética de vitaminas B podría jugar un papel importante en cuanto a la reducción del impacto de la contaminación del aire en el epigenoma, según afirma una reciente investigación.

Pero ¿qué es el epigenoma?

Básicamente se trata de ajustes en la expresión de los genes en respuesta a factores ambientales. Parece tratarse de un ajuste a corto plazo (una o algunas generaciones) para adaptarse a las condiciones inmediatas.

Se produce mediante compuestos químicos y proteínas, que pueden unirse al ADN y dirigir acciones como la activación o desactivación de genes, y el control de la producción de proteínas en células específicas.

Partículas en el aire

La contaminación por partículas es una mezcla de partículas sólidas y gotitas líquidas. Estas partículas son muy pequeñas y se miden en micrómetros (μm).

Las partículas denominadas PM2.5 son menores de 2,5 micrómetros (0,0025 mm) de diámetro. A menudo se describen como partículas finas, con un tamaño hasta 30 veces más pequeño que el ancho de un cabello humano.

Los datos de PM2.5 se reportan como una masa por volumen de aire – microgramos por metro cúbico (μg/m3).

Las partículas PM2.5 son lo suficientemente pequeñas como para respirar profundamente en los pulmones. Esto puede causar efectos en la salud.

Las partículas PM2.5 resultan de la quema de combustibles fósiles (como el carbón), materia orgánica (incluyendo madera y pasto) y la mayoría de otros materiales, como el caucho y el plástico. Los vehículos de motor, las emisiones de las centrales eléctricas y los incendios forestales son todas las fuentes principales de partículas finas.

Hoy conocemos que la exposición aguda a partículas finas induce cambios en la metilación del ADN implicados en la inflamación y el estrés oxidativo.

Efectos epigenéticos

Esta investigación es la primera que tiene como objetivo principal analizar el potencial de desarrollar intervenciones que ayudan a prevenir o minimizan los efectos adversos de la contaminación del aire.

Dirigida por la profesora Andrea Baccarelli de la Escuela de Salud Pública T. H. Chan de Harvard, el equipo destacó cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que estiman que el 92% de la población mundial vive actualmente en lugares donde los niveles de calidad del aire superan los límites recomendados de 10 μm/m3.

“Nuestro estudio demostró los efectos epigenéticos de la contaminación del aire y sugirió que las vitaminas B podrían ser utilizadas como prevención para complementar las regulaciones para atenuar el impacto de la contaminación del aire en el epigenoma”, afirman los autores, escribiendo en la revista científica PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America).

Altas exposiciones

Baccarelli añadió que si bien los fundamentos moleculares de los efectos sobre la salud de la contaminación del aire no se entienden completamente, la falta de opciones preventivas representa una “brecha crítica de conocimiento”.

“Aunque el control de emisiones y la regulación son la columna vertebral de la prevención, las altas exposiciones son, desafortunadamente, la regla en muchas megaciudades en todo el mundo”, afirma. Además, destaca que “como individuos, tenemos opciones limitadas para protegernos de la contaminación del aire”.

Ensayo de contaminación

El ensayo dio aleatoriamente a un pequeño grupo de participantes un suplemento de vitamina B (2,5 mg de ácido fólico, 50 mg de vitamina B6 y 1 mg de vitamina B12) o un placebo. Después de tomar las medidas iniciales de sangre, el grupo se expuso durante 2 horas a la contaminación ambiental con partículas PM2.5.

Encontraron que la exposición a dichas partículas causó cambios epigenéticos, incluyendo la alteración a la metilación de los genes implicados en el metabolismo de la energía oxidativa mitocondrial.

Sin embargo, se encontró que la suplementación con las vitaminas B previene estos cambios cuando se expone al aire contaminado.

En palabras de los investigadores, “Nuestro estudio indica que la prevención a nivel individual puede utilizarse para complementar las regulaciones y controlar potenciales vías mecánicas subyacentes a los efectos adversos de PM2.5, con posibles beneficios significativos para la salud pública en áreas con frecuentes picos de PM2.5.”

“Debido al papel central de las modificaciones epigenéticas en la mediación de los efectos ambientales, nuestros hallazgos podrían muy posiblemente extenderse a otros tóxicos y enfermedades ambientales”, asegura Baccarelli.

También aseguró que es necesario la realización de estudios urgentes para confirmar los hallazgos y, en última instancia, desarrollar intervenciones preventivas con vitaminas B para contener los efectos de la contaminación atmosférica en la salud.

Mikel García Iturrioz

Referencias:

Jia Zhong et al. B vitamins attenuate the epigenetic effects of ambient fine particles in a pilot human intervention trial. Proc Natl Acad Sci U S A. 2017 Mar 28;114(13):3503-3508.

Autor:

Mikel García Iturrioz, Director Técnico del Herbolario Online Misohi Nutrición.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR