¿Y nuestro Congreso?

"Nadie es capaz de hacerle frente a un trabajo si no se siente competente; sin embargo, muchos piensan que son capaces de controlar al más difícil de los trabajos: el gobierno". Sócrates.

Existen muchas deficiencias al interior del gobierno estatal, eso creo que lo tenemos claro todos, pero lo que aún no llegamos a tener dentro del panorama es que no solo el gobernador o los secretario de estado son los únicos responsables de cómo se conduce el estado.

No se habla de las legislaturas y de la importancia que tienen dentro del vivir diario de la política veracruzana, en ese recinto legislativo nunca se buscan responsables de las situaciones que vive nuestro estado, siendo ellos quienes aprueban, reforman o no las leyes y los destinos de los dineros y empréstitos del estado.

Yo quisiera saber cómo es posible que Legislaturas van y vienen sin hacer el trabajo para el cual fueron elegidos en primer lugar, tenemos leyes que son obsoletas que no se pueden aplicar por la falta de reglamentos, sin embargo pareciera que los señores y las señoras diputadas, viven en una realidad paralela.

Como ejemplo podríamos poner muchos, uno podría ser la número 528 Ley de Fomento Económico para el Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, una Ley que ha quedado inservible, que no da certeza a los inversionistas y a la que le hace falta entre otras cosas un reglamento para su correcta aplicación.

Otro ejemplo que infiere de forma directa sobre millones de veracruzanos es la reforma que se encuentra pendiente al Código Civil para el Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave en lo referente al divorcio, se presentó una iniciativa de Ley al pleno la cual fue publicada en la Gaceta Legislativa en su número 6 de fecha 24 de noviembre del año 2016. Esta iniciativa es sobre la inclusión en el Código Civil estatal del divorcio incausado.

Dicha iniciativa paso para el Dictamen de la Comisión Permanente de Justicia y Puntos Constitucionales y a la fecha no se ha dado a conocer el Dictamen respectivo.

Ya es tiempo de que los ciudadanos podamos tener una vida más ligera, sin tantas preocupaciones, ya es tiempo de que la mayoría de nuestros Diputados trabajen por darles a los ciudadanos tranquilidad, una que hace mucho tiempo no tenemos y que requerimos en calidad de urgente.

¿Hasta cuándo Veracruz? ¿Hasta cuándo vamos a ver la realidad y votar con conciencia? Nuestros legisladores deben despertar ya de ese letargo y empezar hacer su trabajo, o qué, ¿acaso no hacemos nosotros el nuestro?

Héctor Peláez Reynoso

¡Compártelo en tus Redes!